“Maduro mató a mi hijo como está matando a toda Venezuela”

0010723121

Jimmy Vargas, de 34 años, falleció la mañana de este lunes en la clínica San Sebastián, en el convulsionado municipio de San Cristóbal, Táchira. Estaba asomado por la ventana de su casa, en un segundo piso, cuando efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana intentaban disolver una manifestación el domingo por la noche. Una bala le dio en el ojo izquierdo. El impacto hizo que Jimmy se desplomara hacia el vacío y sufriera traumatismo craneoencefálico. Después de varias horas de agonía, murió.

“Yo voy a salir a luchar por mi hijo. Mi hijo murió por luchar por la libertad. Que vengan por mí, ahora”, gritaba Carmen González desde la clínica no bien se enteró de la muerte de su hijo. Y a todo el que la quiso oír le repitió: “No me den el pésame por mi hijo, agarren fuerzas para seguir luchando“.

“No me den el pésame por mi hijo, agarren fuerzas para seguir luchando”

“No fue militar, no fue soldado, pero tuvo los huevos bien puestos y murió por su país. Yo le suplicaba que no saliera, pero él me decía que salía porque amaba Venezuela”, decía una y otra vez aún desconcertada por la trágica noticia.

Las protestas estudiantiles que sacuden Venezuela comenzaron allí donde murió Jimmy, en San Cristóbal, el pasado 4 de febrero, en reclamo por la inseguridad en las universidades, luego de que una joven de la Universidad de Los Andes sufriera un intento de violación y robo el 3 de febrero. Esas manifestaciones se extendieron a todo el país y tomaron aristas violentas con enfrentamientos entre estudiantes, fuerzas de seguridad y grupos armados ilegales.

Maduro tiene la zona en la mira y ya ordenó su militarización: San Cristóbal está bajo la custodia de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Su alcalde, Daniel Ceballos, es acusado de promover las movilizaciones opositoras y de preparar un plan para desestabilizar al gobierno de Nicolás Maduro. Entonces, el ministro de Interior, Miguel Rodríguez Torres, anunció el envío de paracaidistas a la ciudad, una unidad de élite a la que perteneció Hugo Chávez.

Hay numerosas calles cortadas, los comercios están cerrados y no hay luz ni internet en la ciudad que es fronteriza con Colombia. Es más, habitantes del lugar denunciaron que el jueves pasado aviones de guerra sobrevolaron las manifestaciones.

En el estado de Táchira, se ha registrado la represión más violenta contra las protestas opositoras al gobierno de Nicolás Maduro, casi tres semanas después del inicio de la crisis y tras once muertos.

El gobernador del estado de Táchira sí es chavista, pero la represión fue tan brutal que hasta el oficialista ha decidido distanciarse del gobierno nacional con una serie de declaraciones que van a contramano del discurso oficial. Horas antes de participar del  Consejo Federal convocado de urgencia por el presidente, una instancia que pretende abrir un espacio al diálogo, José Gregorio Vielma Mora dijo que para desactivar la tensión y “alcanzar la paz” es necesario antes liberar a los presos políticos. Y nombró, sin vueltas, a quien hoy es la cara de las revueltas. “No estoy de acuerdo con mantener preso a Leopoldo López, dijo el gobernador en una entrevista con Circuito Onda.

López, ex alcalde de Chacao, está preso desde el martes 18 por orden de Maduro, que lo acusa de liderar las manifestaciones estudiantiles que conmocionaron Caracas.

http://www.infobae.com/2014/02/24/1545904-maduro-mato-mi-hijo-como-esta-matando-toda-venezuela

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *