Henrique Capriles: “Dios quiera que la Argentina no siga el modelo venezolano”

crisis-en-venezuela-1841392w300

El líder opositor afirmó que su país atraviesa una grave crisis política y que el gobierno de Nicolás Maduro no llama a un diálogo serio; criticó a Cristina Kirchner y estimó una deuda argentina millonaria

Mientras estudiantes y opositores venezolanos convocaron a una nueva manifestación este en Caracas, cuando se cumple un mes de intensas protestas, el líder opositor Henrique Capriles habló para la prensa argentina sobre los problemas en su país.

El ex candidato presidencial y gobernador de Miranda, habló con InfobaeTV sobre la crisis social y política que atraviesa Venezuela, en la que remarcó que cada vez es más compleja.

Capriles apuntó sus dardos contra el gobierno de Nicolás Maduro, al que acusó directamente de reprimir y criminalizar la protesta al creer que los problemas “se resuelven con gases lacrimógenos, detenciones, represión y torturas”.

“Tenemos un gobierno que usa la fuerza. Pero el fuego no se apaga con gasolina. Si quiere resolver los problemas, tiene que ceder en su posición intransigente, respetar la Constitución y escuchar al pueblo ya que el gobierno es el primer responsable de garantizar la paz en el país”, afirmó Capriles, que también alertó sobre el deterioro económico, la devaluación, la inflación y la escasez de alimentos e insumos para producir.

“La clase media y los sectores populares están muy golpeados por la escasez. Cuando el Gobierno calcula la inflación, en la calle es mucho peor. Nuestro país está viviendo un deterioro histórico en alimentos, energía, industria. En 2013 tuvimos la inflación más alta del planeta. Hoy tenemos graves problemas para importar insumos para que la industria funcione”, continuó Capriles.

“En mi país se robaron todos los dólares. No hay reservas operativas. La situación en mi país es muy compleja, porque además de los problemas económicos, se agregan los sociales, con las protestas”, precisó.

Y agregó: “La mayoría de nuestro país vive en un sector popular. Tenemos una clase media muy golpeada por la escasez. Hay alimentos que hace tiempo desaparecieron de las góndolas. La harina con la que se hace la arepa, nuestra comida tradicional, no se consigue. En los sectores más bajos, ese paquete de harina se compra tres o cuatro veces más caro que el que establece que gobierno que vale. Los salarios no alcanzan. Después de Cuba, tenemos el salario más bajo de América latina”.

“El ingreso de la familia venezolana no es el segundo más alto de América Latina, como dice el Gobierno, sino que tenemos el peor después de Cuba. El Gobierno lo calcula con base de referencia al dólar oficial, al que nadie accede”, añadió.

Sin diálogo con el gobierno

El líder opositor criticó las mesas de diálogo y paz que propone el gobierno de Maduro: “Creemos en un diálogo que produzca resultados. Por un lado, el Gobierno llama al diálogo; y por el otro, insulta, reprime, saca el Ejército. Entonces, ¿cuál es el diálogo que quiere el Gobierno? No podemos aceptar eso”.

“Nosotros no queremos que se profundice la crisis, ni que haya un golpe de Estado. Vamos a seguir en la calle hasta que el Gobierno nos escuche. Maduro debe garantizar la paz y la seguridad”, indicó.

Para el gobernador de Miranda, el país no está dividido ni polarizado. “Hay forma de unir a Venezuela, los problemas que estamos viviendo nos dan la oportunidad a todos los venezolanos a favor o en contra del gobierno de unirnos. Nuestra intención es que el país se una. “El 80% de los venezolanos cree que la situación del país es negativa. Allí no hay polarización”, agregó.

Situación con la Argentina

“La solidaridad de los gobiernos de América latina ha sido prácticamente inexistente ya que priman los intereses económicos y comerciales; la chequera sobre los principios democráticos y la defensa de los derechos humanos. Pero la solidaridad con los demás países no las podemos suscribir solamente a las relaciones con sus gobiernos”, advirtió Capriles que se mostró particularmente duro con el gobierno de Cristina Kirchner.

Aclaró que la Argentina tiene una millonaria deuda con Venezuela, que “se estima en 12 mil millones de dólares, aunque nadie sabe a ciencia cierta cuál es el número”. “Cristina Kichner no quiso de ninguna manera que se auditaran los resultados de las elecciones del 14 de abril, en las que fue electo Maduro con fraude”, apunto Capriles.

“Dios quiera que la Argentina no siga el modelo venezolano. Los únicos que no sufren los problemas en nuestro país son los enchufados, un grupito que está en el poder, muy corrupto”, disparó el líder opositor.

Al final de la entrevista, Capriles dijo que “si tuviera la posibilidad de hablar con Kirchner, le recordaría la historia de violaciones a los derechos humanos, perseguidos y torturados de la Argentina, cuya búsqueda por la verdad y la justicia su gobierno enarboló como bandera, y le diría que eso mismo está ocurriendo en Venezuela”

http://www.lanacion.com.ar/1671543-henrique-capriles-dios-quiera-que-la-argentina-no-siga-el-modelo-venezolano

 

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *