Honduras: Elecciones y difíciles desafíos

guillermohirschfeld

Infolatam

Por Guillermo Hirschfeld

Se han celebrado elecciones presidenciales en Honduras y ha obtenido la victoria el candidato Juan Orlando Hernández. Para estas elecciones estaban convocados 5.4 millones de ciudadanos con el objetivo de elegir al presidente que sustituyera a Porfirio Lobo, a 128 diputados y casi 300 alcaldes. Obtuvo el triunfo el candidato del PN, el partido de gobierno. El electo Presidente Hernández se enfrentaba a Xiomara Castro.

Xiomara, la mujer del ex presidente destituido Mel Zelaya que siguiendo los usos y costumbres de su marido se autoproclamaba ganadora aún cuando el escrutinio decía otra cosa. Zelaya, aquel inefable, pintoresco y conflictivo hombre de bigote y sombrero de paja, que siguiendo el manual de instrucciones de los países del Alba, pretendió burlar la constitución de Honduras hace cuatro años cuando intentaba perpetuarse en el poder, y que a la postre fue destituido iniciando una ruptura institucional con consecuencias muy graves.

Hoy, después de que la comunidad internacional le haya dado la espalda al país centroamericano quitándole, como “castigo”, los fondos de cooperación durante un largo tiempo y asfixiándolo en materias tan sensibles como salud y educación, en lugar de ayudar para restablecer su descalabro institucional, los problemas no han hecho otra cosa más que incrementarse. Si uno de los grandes flagelos de la región es la inseguridad, Honduras lo ilustra con un escenarios dantesco.

La nación esta marcada por una violencia de tal magnitud  que algunos análisis comienzan a hablar de una auténtica crisis humanitaria. Los índices de homicidios son de situación de Guerra y de los más altos del planeta.

Los candidatos ofrecían dos modelos enfrentados en una nación partida después de la destitución de Zelaya aquel 29 de junio del 2009. Hernández, un abogado de 45 años que representa el continuismo y Castro, la ex primera dama de 54 años, prometía un “socialismo democrático a la hondureña”.

La agenda de campaña estuvo marcada por la visiones encontradas acerca de cómo enfrentar el fenómeno de violencia. El nuevo presidente  tiene en su plan de gobierno sacar el ejército a las calles para pelear la situación, su contendiente planteaba diálogo con las pandillas pretendiendo de esta forma un apaciguamiento.

Sin embargo, los desafíos son muy grandes para reducir la solución de este conflicto a estas dos posturas. Sin instituciones sólidas, sin los componentes esenciales de un estado de derecho y sin una visión integral será muy difícil hacer frente a este drama que esta sufriendo el pueblo hondureño.

El nuevo presidente recibe un país en ruinas con un índice de homicidios de 85 por cada 100,000 habitantes, corroído por la corrupción y envuelto en una crisis económica catastrófica, altamente endeudado y con un déficit fiscal de más del 6 por ciento del PIB.

Será duro y mucho el trabajo de los hombres y mujeres que desean que su patria vuelva a la normalidad y construir un Estado que garantice seguridad, progreso y servicios básicos a sus ciudadanos.

http://www.infolatam.com/2013/11/25/honduras-elecciones-y-dificiles-desafios/

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *