Obispo advierte sobre peligro de violencia en Nicaragua

1joGyx.Em_.84

Nicaragua vive un peligroso período de crispación política que podría conducir a un nuevo estallido de violencia por la creciente inconformidad de los campesinos con las políticas del presidente Daniel Ortega, advirtió el martes en Miami el obispo de la diócesis de Estelí, monseñor Juan Abelardo Mata.

“El papel de la Iglesia es llamar a la concientización y al bien común”, dijo Mata a El Nuevo Herald. “En Nicaragua los campesinos están disconformes y se están armando, y no podemos permitir otra guerra. Acabamos de salir de una guerra y el país ha sufrido mucho”. 

El prelado aseguró que el hecho de que Ortega “maneje de facto la nación ha provocado molestia en el campesinado, que se ve obligado a vender su cosecha al estado, al precio que el estado fije”.

En Nicaragua, monseñor Mata pasa su tiempo hablando con los campesinos descontentos, o intercediendo por los presos ante los representantes del sistema de justicia.

Mata se encuentra de visita en Miami para dar a conocer el informe anual sobre el estado de los Derechos Humanos recopilado por la Asociación Nicaragüense de Derechos Humanos (ANPDH), organización que preside.

Su mensaje: “El gobierno tiene que escuchar los deseos del pueblo, pero la violencia no es el camino para lograr ese diálogo”.

Unas cien personas se reunieron en un salón de fiestas en Sweetwater el martes por la noche para escuchar el mensaje del obispo. En el evento estuvieron presentes el alcalde de Doral, Luigi Boria, para entregar un reconocimiento a Mata, y el alcalde de Sweetwater, José M. Díaz quien le otorgaría las llaves de la Ciudad. Además estaba pautada la asistencia de Tomas Regalado, alcalde de Miami.

Mata es considerado como un fuerte crítico del gobierno de Ortega. Pero el sacerdote insistió en que, a pesar de no estar de acuerdo con las políticas del gobierno, lo que quiere promover es la paz.

El obispo dijo que considera importante comunicarse con los nicaragüenses que viven fuera del país y desean entender las problemáticas nacionales.

“Vengo a contarles sobre nuestras experiencias y también a recoger sus inquietudes”, dijo. “El desarrollo de un país es responsabilidad de todos, también los que están en el extranjero”.

Nora Sándigo, una activista local y cofundadora de la Fraternidad Nicaragüense, comparte la opinión de Mata. Dijo que es importante que el pueblo escuche de las voces disidentes, para que forme su propio criterio sobre el gobierno.

“En Nicaragua la mayoría de los medios ya están parcializados”, opinó Sándigo. “La única forma de promover la información del lado contrario es desde el exterior con la esperanza de que también llegue al pueblo en Nicaragua”.

El informa sobre los Derechos Humanos en Nicaragua elaborado por la ANPHD abarca la controversial reforma constitucional, que según críticos perpetua el gobierno de Ortega a través de la recién aprobada reelección indefinida; el renacer de grupos armados en el norte del país; un análisis sobre la influencia del Frente Sandinista y su monopolio de las instituciones del estado, además de la persecución a los opositores y la violencia policial.

De acuerdo con Roberto Petray, director ejecutivo de ANPHD, los miembros de la organización han viajado a varios pueblos del país a recoger cadáveres por los enfrentamientos entre el ejército y grupos irregulares e interceder por presos políticos.

“El gobierno no nos puede decir que no hay problemas, que no hay violencia”, dijo. “Porque es lo que vemos cuando vamos a los pueblos”.

Por su parte, Mata dijo que espera poder hablar con más nicaragüenses durante su estadía en Miami, y exhortar sobre la necesidad de un dialogo nacional que incluya a todas las partes.

 

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *