Apollo busca comprar una aseguradora y otra inmobiliaria en España este año

1391717271_027279_1391717574_noticia_normal

El fondo Apollo ha decidido aumentar su inversión en España. Tras la compra a Santander de la plataforma inmobiliaria Altamira y de EVO Banco a Novagalicia, el fondo estadounidense pretende comprar una aseguradora y otra inmobiliaria en el país, además de carteras de crédito. Su proyecto en España pasa por tener tres patas, la bancaria con EVO de cabecera, la inmobiliaria con Altamira como referencia y la tercera con una aseguradora.

El fondo de inversión Apollo ha pasado en unos meses de ser el gran desconocido a ser una de las firmas inversoras en España más activas sobre todo en el sector financiero e inmobiliario. El pasado mes de septiembre se convirtió en el primer fondo de inversión que lograba en España autorización para operar como banco con la compra de EVO Banco, hasta entonces una segunda marca de Novagalicia, que operaba fuera de Galicia, Asturias y León, y que consiguió ficha bancaria en diciembre, una vez ya adquirido por Apollo.

En enero de este año, este fondo cerró la compra de la plataforma Altamira, la unidad que se encarga del cobro de los créditos morosos y de la gestión y comercialización de los inmuebles de Santander en España. Antes, en 2011 había comenzado su incursión en el mercado español con la compra a Bank of America de su división de tarjetas de crédito en España, MBNA; en septiembre de 2012 adquirió créditos al consumo de Citibank y en marzo del pasado año compró FinanMadrid, una filial de Bankia especializada en la concesión de créditos para la compra de vehículos.

Pero el proyecto de esta firma estadounidense es seguir invirtiendo en España. Según aseguran fuentes del mercado, Apollo Global Management ya ha abierto negociaciones con alguna aseguradora para su posible compra. Esta sería la tercera pata que completaría el proyecto que pretende poner en marcha en España. La primera sería la integrada por EVO, banco del que colgaría la división de tarjetas y la cartera de crédito al consumo que compró a Citibank y Finanmadrid.

Apollo firmará el traspaso de EVO Banco a su órbita como muy tarde el próximo 20 de febrero, según explican fuentes financieras. Será entonces cuando el fondo estadounidense comience a poner en marcha su plan para este banco. El objetivo es dar la vuelta a la especialización de EVO para convertirlo en una entidad centrada en el crédito, actividad que ahora es marginal, ya que está especializado en la captación de pasivo. Ahora cuenta con 1.800 millones en depósitos y solo 700 millones en crédito, del que 650 millones corresponden a hipotecas. El objetivo de Apollo es aprovechar los coletazos de la reestructuración bancaria para comprar carteras de activos de las entidades que siguen ajustando su negocio, ya que descarta la compra de oficinas.

De momento, su plan es alcanzar los 6.000 millones de euros de negocio en cinco años, para lo que no necesita más oficinas, aunque pudiera abrir en algunas plazas en las que no tiene ninguna presencia como Galicia. De cualquier forma, Apollo pretende que su filial bancaria opere más de forma online, aunque sin renunciar a contar con una presencia física. Apollo también quiere ampliar su presencia inmobiliaria tras la compra de Altamira. Dispone para ello de 1.000 millones.

 

Santander será un socio de referencia

Apollo ha tomado la temperatura al mercado español y parece que las perspectivas que aprecia son de clara recuperación. Eso es lo que aseguran fuentes financieras que mantienen contactos con este fondo. De ahí que en menos de seis meses la firma haya decidido multiplicar su inversión en el país. De momento, pretende seguir comprando carteras de crédito, sobre todo al consumo, ya que EVO se centrará en el negocio de particulares. Su objetivo es ampliar el catálogo de productos que comercializa en la actualidad, pero siempre bajo el prisma de la sencillez y la rapidez en la atención al cliente. La firma estadounidense antes realizará una ampliación de capital en EVO para situarlo en unos 250 millones, según fuentes del mercado. Este fondo, fundado en 1990 por altos cargos del extinto banco de inversión Drexel Burnham Lamber, también pretende potenciar su negocio inmobiliario a través de Altamira y su anterior propietario Santander, grupo con el que mantiene un acuerdo de comercialización con una vigencia de 12 años. El reto es vender, comprar o alquilar inmuebles, sobre todo residenciales tanto de esta plataforma como de terceros. Cree en el despegue del sector inmobiliario, explican varias fuentes, razón por la que está interesado en otras compras. Ha vuelto, como otros fondos a mirar la inmobiliaria de Catalunya Ban

 

http://cincodias.com/cincodias/2014/02/06/mercados/1391717271_027279.html

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *