Namm y el discurso de la polémica

20131120213514

El embajador resaltó sin dramatismo los puntos de acuerdo y desacuerdo con el Gobierno
Adan Namm, embajador de Estados Unidos, disertó el martes en la Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana de Guayaquil sobre las relaciones bilaterales. HOY publica extractos de su discurso para poner en contexto la polémica que se abrió con el Presidente. Él hizo el martes una breve declaración (aquí incluida) y dijo que se pronunciará cuando conozca en detalle el texto.

Ubicación, ubicación, ubicación: Ecuador envió más de $11 000 millones en productos a los Estados Unidos en 2012 –aproximadamente el 40% del total de sus exportaciones– y nosotros enviamos de regreso al menos $6 000 millones. En conjunto, son más de $1 000 de intercambio por cada habitante del Ecuador. Parece que nuestro intercambio comercial va a llegar a un record $19 000 millones este año.

De tal manera que el balance comercial de los Estados Unidos con el Ecuador refleja aproximadamente $5 000 millones a favor de este último. Pero ¿qué sucede con otros países como China? Ecuador importa el 10% de sus bienes de China, pero el mercado chino para las exportaciones ecuatorianas es muy pequeño. En ese caso, la relación económica es inversa. ¿Qué significa eso? Bueno, como se dice en bienes raíces, la respuesta es ubicación, ubicación, ubicación.

Estados Unidos es la mayor economía del mundo y está en muy buena posición para recibir las exportaciones ecuatorianas, particularmente petróleo y productos agrícolas.

En la otra cara de la moneda, Ecuador proporciona muchas oportunidades a las empresas estadounidenses”.

La renovación del SGP: “Los exportadores del Ecuador se han beneficiado de preferencias arancelarias como la ATPDEA y el SGP. Aunque, como todos sabemos, la ATPDEA caducó en julio, el SGP queda bajo consideración una vez que el Congreso de Estados Unidos renueve la ley. Muchos productos ecuatorianos se beneficiarían de la renovación de la ley de SGP y está bajo consideración la inclusión de tres nuevos productos, que son las rosas, el brócoli congelado y la alcachofa”.

Unos 2 000 estudiantes están en EEUU: En  2011 y 2012, Ecuador fue el sexto país de América Latina con el mayor número de estudiantes internacionales en los Estados Unidos, con aproximadamente 2 000 asistiendo a clases en una amplia variedad de instituciones educativas en todo el territorio. El número de estudiantes ecuatorianos estudiando en los Estados Unidos se incrementó 6,4% en  2013 y la cifra de jóvenes estadounidenses estudiando en Ecuador creció  15%.

En la Embajada estamos haciendo todo lo que podemos para incrementar esas cifras.

Uno de los mayores obstáculos para los jóvenes que desean estudiar en los Estados Unidos es el nivel de inglés necesario”.

No hay nada de malo en discrepar: “Sin embargo, soy el primero en admitir que hay también áreas en las que discrepamos, pero no hay nada malo en ello. Dos países pueden discutir acerca de un sinnúmero de temas, pero, al final del día, lo importante es que seamos capaces de sentarnos y tener una discusión madura para buscar puntos en común.

Para eso, apoyamos la continuación del llamado Diálogo Bilateral, que es un mecanismo formal que utilizamos para analizar temas de importancia para la relación Estados Unidos-Ecuador. Dos rondas del Diálogo Bilateral se llevaron a cabo en  2008 y 2009 y se programó otra ronda para  2011, pero fue cancelada cuando mi predecesora, la embajadora Heather Hodges, fue declarada persona non grata.

Retomar el Diálogo Bilateral sería una muestra del compromiso que existe en ambas partes para mejorar la relación y analizar las áreas de preocupación.

Se está discutiendo la conveniencia de organizar un Consejo de Comercio e Inversiones entre Ecuador y los Estados Unidos en anticipación a la próxima ronda del Diálogo Bilateral. Como el mayor socio comercial del Ecuador, reconocemos la importancia de sentarnos a la mesa y discutir estos temas de gran valor para nuestros dos países.

¿Cuáles son las áreas en las que discrepamos? Bueno, hay algunas en ambos lados, la mayoría de las cuales ustedes probablemente conocen. Tomemos la relación de Ecuador con Irán, por ejemplo. Como país, Ecuador tiene todo derecho de tener relaciones diplomáticas con cualquier país que desea. Sin embargo, es importante destacar que Estados Unidos y  gran parte de la comunidad internacional consideran a Irán una amenaza para el hemisferio y para el mundo.

Otro de los temas que nos detiene a pensar es el estado de la libertad de expresión en Ecuador. Nuevamente, nosotros no somos los únicos a los que ha llegado a preocupar la trayectoria de la libertad de expresión en Ecuador.

El último informe de la ONG Freedom House, por ejemplo, coloca al Ecuador en el puesto 29 en el hemisferio occidental en cuanto a libertad de prensa,  por delante de pocos países como Honduras, Venezuela y Cuba.

Nos preocupan particularmente los juicios por difamación, cuyo efecto es desalentar el discurso sobre los funcionarios electos. En nuestra opinión, los funcionarios públicos no deberían ofenderse fácilmente y deberían tolerar más la atención negativa de la prensa que los ciudadanos comunes.

Por ejemplo, hay todavía muchos blogs y páginas web que afirman que el presidente Obama no nació en realidad en los Estados Unidos y que  por eso no llenaba los requisitos constitucionales para ser Presidente. Aunque estos informes son completamente falsos, el presidente Obama no pierde el tiempo enjuiciando a los blogueros o periodistas por dañar su reputación.

Y, a pesar de que la libertad de expresión puede diferir de alguna manera de país en país, creo que todos deberíamos coincidir en que los medios libres e independientes son un cimiento esencial para la democracia, particularmente cuando se trata de informar sobre elecciones, funcionarios públicos y corrupción.

Como dijo el secretario Kerry ayer ante el Consejo Permanente de la OEA: “Las democracias tienen éxito en la medida de que los ciudadanos tengan una voz y respetan esas voces, y que los Gobiernos tengan el valor y la capacidad de escuchar esas voces”.

¿Qué queremos obtener ahora?: “Ecuador tiene varias políticas que han suscitado controversia. Siendo el anfitrión de líderes de países marginados como Irán y Bielorrusia; otorgando asilo a Julián Assange; una sentencia de $40 millones contra El Universo; el boicot del presidente a la Cumbre de las Américas en Cartagena en el 2012, son sólo algunos de los problemas que atrajeron la atención internacional el año pasado y, justo o no, afectan la manera en que el mundo mira al Ecuador.

Ciertamente podría afectar también la manera cómo los miembros del Congreso de los Estados Unidos miran al Ecuador, lo que es importante, ya que el Congreso es el responsable de decidir el presupuesto y aprobar futuros convenios comerciales.

No obstante las áreas de discrepancia, como  he dicho en varias ocasiones, el Gobierno de los Estados Unidos respeta la soberanía del Ecuador y de su gobierno elegido. El Gobierno del Ecuador tomará las decisiones que considere mejores para los intereses del país, no los Estados Unidos. Esa es la verdad de nuestra parte y es como debe ser. Dicho esto, ¿qué queremos obtener de esta relación particular en este momento?

Primero, y probablemente lo más importante, queremos apoyar a las instituciones democráticas del Ecuador. Podremos tener nuestros desacuerdos de vez en cuando, pero respetamos el deseo del pueblo ecuatoriano expresado a través de sus representantes elegidos.

Al mismo tiempo, para nosotros, la democracia es más que simplemente ganar elecciones. Cualquier Gobierno democrático debe continuamente ganarse la fe y la confianza del público. También implica estar abierto a la crítica legítima y a tolerar los puntos de vista diferentes, porque no son una amenaza para un Gobierno democrático. De hecho, es una obligación solemne de cualquier gobierno elegido democráticamente asegurar que haya espacio para que se escuchen las voces críticas e independientes. El sector judicial en particular debe ser verdaderamente independiente”.

Dos millones de ecuatorianos en EEUU (…) Ya mencioné nuestros esfuerzos por fomentar los intercambios educativos entre Estados Unidos y Ecuador, pero también estamos estrechamente vinculados por la migración. De acuerdo con la Embajada ecuatoriana en Washington, aproximadamente 2 millones de ecuatorianos y sus descendientes viven en los Estados Unidos.

La migración de estadounidenses hacia Ecuador está creciendo, particularmente con los retirados. Actualmente, más de 30 mil compatriotas míos viven permanentemente en Ecuador; muchos de ellos en Guayaquil y a lo largo de la Costa del Sol.

Los viajes por negocio o turismo también son un gran rubro que impulsa nuestras respectivas economías. El interés por viajar a los Estados Unidos desde Ecuador continúa creciendo a un ritmo acelerado. En lo que va de 2013, las solicitudes de visa en el Consulado General en Guayaquil incrementaron  40% sobre el año pasado, sobrepasando las 75 mil solicitudes anuales.

Adicionalmente, hay una gran cantidad de turismo de los Estados Unidos hacia el Ecuador, lo que no es de sorprender considerando la belleza natural del país y su proximidad a América del Norte. De hecho, Estados Unidos es la segunda mayor fuente de turismo hacia el Ecuador (luego de la vecina Colombia) con aproximadamente 250 mil turistas al año”.

Más cosas nos unen: “Espero haber dejado en claro que la relación entre Estados Unidos y Ecuador va más allá de la política. Involucra una historia compartida, valores comunes y vínculos profundos y duraderos entre nuestros pueblos que se fortalecen cada año. Mientras más nos conocemos, más podemos concentrarnos en los muchos aspectos que tenemos en común, en lugar de en las pocas cosas que nos dividen”.

 

‘Ecuador no pedirá permiso para tener relaciones bilaterales’

 

El presidente Correa se refirió al discurso de Namm durante su conversatorio  con los medios en Guayaquil, el martes.

“Yo no lo he escuchado y, hasta que no lo escuche, no voy a comentar. No me sorprendería, sería una más del embajador Namm, que creo que es bastante novato en estas cosas. Pero, independientemente de lo que haya dicho, hablando de conceptos, Ecuador no va a pedir permiso a nadie para mantener relaciones bilaterales soberanas con el país que quiera, y a mí sí me molesta mucho la doble moral internacional. Recuerden ustedes, China era lo peor hasta que Estados Unidos estableció relaciones diplomáticas con China. Vietnam era lo peor, hasta que Estados Unidos estableció relaciones diplomáticas con Vietnam, y así es siempre. Entonces, ya basta. No somos colonia de nadie. Ya basta. Bielorrusia, ¿cuál es la crítica? Que lleva 20 años ganando Lukashenko. ¡Ah¡, pero no han sido elecciones transparentes. ¿Transparentes para quién? Pero bueno, asumiendo eso, no han sido elecciones transparentes, pero vaya vea con cuántos países tiene relaciones privilegiadas Estados Unidos, donde no tienen absolutamente ninguna clase de elección, monarquías absolutistas. Por mi delicada posición como presidente, no puedo dar las regiones, pero puede ver un mapa mundi y ver esas regiones. No existen elecciones en absoluto, donde hay policías religiosas, donde a las mujeres no se les permite manejar siquiera, donde la mujer adúltera es lapidada en público, y ahí no dicen nada. Es una doble moral impresentable. Entonces, independientemente de lo que haya dicho el embajador Namm, que no lo he escuchado y no me sorprendería, pero esta doble moral sí hay que denunciarla, y, mientras yo sea presidente, Ecuador no le pedirá permiso absolutamente a nadie para mantener las relaciones bilaterales soberanas con el país que a bien tuviere. Mientras yo sea presidente en este país, se acabó el neocolonialismo”.

http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/namm-y-el-discurso-de-la-polemica-595469.html

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *