Las restricciones son para cuidar la dolarización, dice Banco Central

bce-las-restricciones-son-para-cuidar-la-dolarizacion-20140130071841-775f1feef840bf0fff90928f018691f3

Las medidas de control previo al ingreso de mercadería extranjera en el país que ha tomado el Gobierno para la sustitución de importaciones están direccionadas a revertir el déficit comercial ecuatoriano, que se ubica en 1,1% del Producto Interno Bruto (PIB) en la cuenta corriente y de 0,7% de la balanza comercial de enero a septiembre de 2013, explicó ayer Diego Martínez, presidente del Directorio del Banco Central del Ecuador (BCE).
Si bien el funcionario reconoce el saldo negativo, aseguró que éste es a la vez menor que el de una década atrás, cuando alcanzó los cuatro puntos porcentuales, por lo que el país estaría lejos de los problemas de balanza de pagos de otras épocas.
La cifra del déficit en dólares llega a los 157,7 millones en la cuenta corriente y de 90,1 millones en la balanza de bienes, durante los tres primeros trimestres de 2013.
Pese a la existencia de cifras negativas, el país atraviesa un crecimiento de la economía nacional del 4,9% durante los primeros nueve meses del año anterior, aunque la previsión para el cierre del año era del 4,5%, y se espera que el cierre llegue a alrededor del 5%.

Los factores del déficit
El déficit de la balanza no se refiere a un incremento de las importaciones de consumo, sino a las de bienes para la producción.
Por ello se crearon las medidas, a fin de evitar que junto al crecimiento económico el de las importaciones de bienes para la producción se arrastre.
El déficit de la balanza comercial no petrolera llegó a 9,2% del PIB, durante el periodo analizado, mientras que el año pasado fue de cerca del 10% Martínez aseguró que la gran limitación del país es que se debe importar para crecer, por lo que se justifica la necesidad de cambiar la matriz productiva.
“Medidas tan necesarias como el control de importaciones son irrenunciables para el Ecuador”, aseguró el funcionario, al mencionar que los controles son principalmente para los bienes suntuarios y los producidos en el país, al igual que la aplicación del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD).
Otro punto que permitió el déficit fue el incremento del precio de la importación de los derivados, que a su vez obedece a tres razones, la paralización de la Refinería de Esmeraldas, el mejoramiento de los combustibles y el estiaje durante el primer semestre de 2013, afectando a la balanza comercial petrolera y por ende a la total. Las importaciones de combustible pasaron de unos 2.000 millones de dólares en 2009 a 5.600 millones de dólares en 2013.

Un real crecimiento
Para el experto económico Juan Fernando Carpio, el PIB no es un indicador muy objetivo y puede inflarse por el aumento de la producción de bienes y servicios nacionales. “No importa si la calidad no sea la óptima, pero sí que el valor en dólares haya aumentado”. A su criterio, si se reemplazan las importaciones a las malas se inflarán los valores relacionados a la cantidad de riqueza producida. “El PIB es un indicador que mide los bienes que se están produciendo con un énfasis en el consumo”, dijo el experto, al explicar que no se toma en cuenta las etapas intermedias de producción, por lo que no se sabe si esta cadena se está volviendo más larga.
Por otro lado, no se ha visto que en el país surjan nuevas empresas interesantes que generen trabajo y creación de valor agregado, por lo que no hay una vitalización del aparato productivo real, sino artificial, a través del reemplazo de importaciones, argumenta.
Problemas por las medidas
Aunque el sector cosmético fue uno de los primeros en firmar convenios con el Gobierno para sustituir sus importaciones y aumentar la producción local, los efectos de las medidas empezaron a sentirse. Para hoy está prevista una rueda de prensa por parte del gremio donde se explicará la problemática. Se anticipó que una gran cantidad de empresas están al borde de la quiebra. (ABT)
 
González pide paciencia
GUAYAQUIL

 

El presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, Eduardo Peña, dijo ayer que crecen los reclamos por impedimentos de desaduanización de importaciones.
La observación fue dada a conocer al Gobierno durante una reunión entre el gremio y el ministro de Industrias, Ramiro González.
El secretario de Estado aclaró que se buscan soluciones al problema y que, en ese orden, quienes hacen industria y comercio deben tener claro que  “una economía dolarizada debe cuidarse, por lo que nos hemos visto en la obligación de poner normas”, sostuvo.
González sostuvo que ya se han firmado más de 200 convenios y se aspira a que este año se puedan sustituir 800 millones de dólares en importaciones.
Sobre los problemas que enfrentan los importadores que no pueden retirar sus materias primas desde el  puerto marítimo de Guayaquil, indicó que los inconvenientes se están solucionando, incluso, dio a conocer que  una compañía china ya ha podido sacar su carga de cerámica.
Sobre Procosméticos, dijo que están trabajando con el director del INEN para limar unos problemas.
A la Resolución 116 del Comité de Comercio Exterior (Comex),  para 293 subpartidas que requieren nuevas exigencias para importar, se agregaron otros productos, entre estos, calentadores eléctricos de agua, secadoras de ropa, hornos y microondas, que deberán contar con un certificado de reconocimiento.
de productos en aduanas por normas de calidad.
Luis Alberto Salvador, directivo de la Cámara, pidió que se socialicen las normas con el sector privado para evitar los inconvenientes. (DAB)

 

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *