Gobierno de Ecuador pide enjuiciar a opositor por espionaje de correos

KL%C3%89VER%20JIM%C3%89NEZ1

QUITO, AFP

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, pidió el sábado a la Fiscalía que procese penalmente a un diputado opositor, sospechoso de filtrar correos interceptados ilegalmente al gobierno y que intentaron ser empleados por la petrolera Chevron en un juicio.

“Pido públicamente al fiscal general que por acción pública inicie el proceso penal en contra (del legislador) Cléver Jiménez. Que responda ante la justicia”, dijo Glas en un informe público de labores.

Glas, quien está a cargo del gobierno mientras el presidente Rafael Correa cumple una gira por Europa, emplazó al diputado a revelar quién le entregó los mensajes interceptados al gobierno, entre los que figuran comunicaciones del presidente Rafael Correa, según el procurador Diego García.

“Le pido públicamente que diga quién le envía esos documentos y que no sea traidor de la patria”, agregó el vicepresidente.

La AFP intentó conocer la versión del diputado, pero no obtuvo respuesta.

Los mensajes espiados al gobierno ecuatoriano llegaron a una corte de Nueva York, donde Chevron inició hace varias semanas un juicio contra el abogado estadounidense Steven Donzinger, representante de los ecuatorianos que demandaron a la petrolera por daños ambientales.

Chevron acusó a los demandantes bajo la denominada Ley RICO contra la extorsión y la corrupción, con el argumento de que el juicio que perdió en Ecuador en 2012, en el que fue sentenciada a pagar 19.000 millones de dólares por contaminación, estuvo plagado de irregularidades.

La compañía asumió el pleito en 2001 al adquirir Texaco, empresa que operó en Ecuador entre 1964 y 1993.

Hace dos semanas, la petrolera intentó utilizar los correos interceptados a autoridades ecuatorianas en el juicio en Nueva York, pero el juez a cargo lo impidió por tratarse de información privilegiada, según Garcia, quien actúa como abogado del Estado.

El supuesto espionaje al gobierno de Ecuador saltó a la luz pública después de que Jiménez, militante del partido opositor Pachacutik, aseguró que el gobierno ecuatoriano contrató una firma de abogados que trabajó con Chevron, lo que generaría un conflicto de intereses.

Al negar la denuncia, la procuraduría aseguró que ese tema es parte de comunicaciones intervenidas.

Jiménez fue condenado en abril pasado a 18 meses de prisión en un juicio por injurias interpuesto por el presidente Rafael Correa. El fallo todavía aguarda una decisión final de la justicia.

Fuente http://www.lahora.com.ec/index.php/noticias/show/1101589720#.Un9UG-KrF3I

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *