Estados Unidos cancela programas de asistencia para Ecuador: funcionarios

edward-snowden

QUITO (Reuters) – Estados Unidos canceló programas de ayuda a Ecuador que ascenderían a 32 millones de dólares en los próximos años, después de largas disputas con el Gobierno socialista de Rafael Correa, dijeron funcionarios del país norteamericano.

El presidente Correa, un economista educado en Estados Unidos, ha tenido numerosos roces verbales con Washington desde que llegó al poder en el 2007.

El mandatario acusa al Gobierno estadounidense de intentar de sabotear su administración y este año Ecuador renunció a beneficios comerciales con Estados Unidos que se remontaban a inicios de la década de 1990.

De acuerdo a un portavoz del Departamento de Estado, Ecuador recientemente informó a la Agencia Internacional de Desarrollo de Estados Unidos (USAID, por sus siglas en inglés) que no aceptaría nuevas actividades ni extendería aquellas en curso sin un acuerdo bilateral sobre la asistencia bilateral.

La demanda llevó a Estados Unidos a tomar la decisión de cancelar la ayuda.

“Nuestros programas planeados de asistencia por 32 millones de dólares para los próximos años nos hubieran permitido asociarnos con los ecuatorianos para cumplir sus propias metas de desarrollo en áreas críticas”, dijo una carta de USAID con fecha del 12 de diciembre enviada a Ecuador y a la que Reuters tuvo acceso.

Funcionarios del Gobierno en Quito no estuvieron disponibles para emitir comentarios de inmediato.

La carta de USAID indicó que tras 60 años de cooperación, cientos de miles de ecuatorianos se han beneficiado con más de 800 millones de dólares en asistencia para el desarrollo.

Un portavoz de la embajada estadounidense en Quito dijo que luego de dos años de negociaciones las partes no lograron un nuevo acuerdo bilateral.

“USAID había empezado a incurrir en costos significativos para cuatro proyectos recientemente lanzados (enfocados en protección medioambiental y fortalecimiento de la sociedad civil) que ahora no podrán proceder”, indicó el portavoz.

“Esta cancelación era la única opción prudente a nivel fiscal”, aseveró.

RELACIONES DETERIORADAS

Correa, parte de un bloque de líderes de izquierda de Latinoamérica, ganó la reelección con una victoria arrolladora este año con una campaña basada en generosos gastos del Estado para proyectos de infraestructura y servicios de salud.

El presidente socialista irritó a los inversores con su retórica anti capitalista y este año aprobó una polémica ley para crear una entidad reguladora de los medios que según sus críticos es un revés para la libertad de expresión. Correa dice que consagra los principios del equilibrio.

En el 2011, Ecuador expulsó al embajador estadounidense en Quito después de que cables diplomáticos norteamericanos publicados por WikiLeaks revelaron que el Gobierno de Quito ignoró acusaciones de corrupción en las fuerzas policiales.

El año pasado, Correa amenazó con expulsar a USAID del país, bajo el argumento de que financia a grupos locales con el objetivo de socavar a los gobiernos “progresistas” de la región.

En mayo, el presidente boliviano, Evo Morales, expulsó a los funcionarios de USAID en protesta porque el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, se refirió a Latinoamérica como el “patio trasero” de Washington.

Las relaciones entre Washington y Quito se deterioraron más este año cuando Correa dijo que consideraría ofrecer asilo político a Edward Snowden, un analista de inteligencia estadounidense que reveló detalles sobre los programas de inteligencia norteamericanos.

El año pasado, Correa concedió asilo al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, al decir que era una víctima de persecución. Assange se encuentra refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres.

http://lta.reuters.com/article/topNews/idLTASIE9BE02020131215?pageNumber=2&virtualBrandChannel=0&sp=true

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *