Ecuador persiguió acuerdo petrolero con China mientras pedía proteger al Yasuní, muestran documentos

Protesters demonstrate against Ecuador's decision to abandon the Yasuni initiative

Las negociaciones se llevaron a cabo mientras el país buscaba fondos para evitar la explotación petrolera en la prístina floresta bajo el esquema Yasuní-ITT

El gobierno ecuatoriano estaba negociando un acuerdo secreto de 1 billón de dólares con un banco chino para explotar petróleo bajo el Parque Nacional Yasuní en la Amazonia, mientras impulsaba una esquema de alto perfil para mantener el petróleo bajo tierra a cambio de donaciones internacionales, de acuerdo a documentos del gobierno a los que el Guardian tuvo acceso.

 El acuerdo propuesto tras bastidores, que negoció el acceso a la explotación a cambio de un préstamo chino a proyectos del gobierno ecuatoriano, harían desmayar a los grupos ecologistas y de derechos humanos que han alabado al Ecuador por su pionera iniciativa Yasuní-ITT para proteger la selva. Yasuní es uno de los más diversos lugares en el mundo y hogar de pueblos indígenas, algunos de los cuales viven en lo que la Constitución del Ecuador denomina “aislamiento voluntario”.

 La iniciativa, que fue abandonada por el Gobierno del Ecuador el año pasado, ha sido vista como una forma de proteger a la Amazonia, la biodiversidad, y los territorios de pueblos indígenas, así como un combate al cambio climático, la ruptura de la dependencia de Ecuador en el petróleo  y evitar las los tipos de problemas sociales y medioambientales que ya son causados por las operaciones petroleras en la selva ecuatoriana.

 “Esto eleva serias dudas sobre si el gobierno estaba seriamente comprometido a conservar el petróleo del ITT bajo tierra”, dijo Atossa Soltani, de la ong Amazon Watch y ex embajadora de la iniciativa. “Mientras nosotros promovíamos la iniciativa Yasuní a los donantes, el gobierno estaba ofreciendo el crudo del ITT a China”

 El documento titulado Propuesta de Crédito del Banco Chino de Desarrollo, tiene el nombre del Coordinador del Ministerio del la Política Económica en cada página. Bajo el titular de Resultados de la Primera Mesa de Negociaciones: Acuerdos preliminares, que tuvieron lugar entre el 13 al 23 de Mayo del 2009, este expresa “Cláusula de último minuto: La parte ecuatoriana ha dicho que hará todo lo posible para ayudar a PetroChina y Andes Petroleum para explotar el ITT y el Bloque 31”

 

 El ITT se refiere a los campos petroleros Ischpingo, Tambococha y Tiputini –los dos primeros están bajo el Yasuní, el último, parcialmente- y el Bloque 31 es una concesión inmediatamente al oeste del ITT. PetroChina es la compañía controlada por la Corporación Petrolera Nacional China (CNPC), propiedad del Estado Chino, y Andes Petroleum es una alianza estratégica entre CNPC y otra empresa del Estado Chino.

El objetivo de las negociaciones chinas fue en parte para “garantizar la provisión de crudo a PetroChina en el mediano plazo”, mientras el gobierno de Ecuador quería “obtener acceso a una línea de crédito favorable para financiar proyectos prioritarios”, dice el documento.

El acuerdo propuesto fue que el Banco de Desarrollo de China prestaría “no menos de US$1billón en la primera fase” al “Ministerio de Finanzas de Ecuador o a la entidad designada por el gobierno de Ecuador”

Pero mientras esas negociaciones se llevaban a cabo, Ecuador apelaba a los potenciales donantes a que apoyasen la iniciativa Yasuní-ITT, un esquema que surgió de la sociedad civil y que fue adoptado por el gobierno del presidente Rafael Correa en 2007, con un fondo establecido en 2008 para recolectar donaciones.

Los detalles han cambiado con el tiempo, pero el concepto fundamental es dar paso a la explotación de millones de barriles de petróleo en los campos ITT –se estima sean el 20% de las reservas totales de petróleo del Ecuador- a cambio de compensación financiera.

En agosto del año pasado, Correa abandonó el apoyo de su gobierno a la iniciativa y anunció que él deseaba el avance de las operaciones petroleras –desatando protestas y oposición en Ecuador y afuera, reacción gubernamental y una ferviente especulación sobre las razones de su fracaso.

Correa echó gran parte de la culpa a la falta de donaciones –poco más de US$2millones en el fondo del gobierno y menos de US$10millones en otro fondo establecido en 2010 y administrado por el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD), a pesar de un objetivo final de US$3.6billones.

Sin embargo, otros han señalado la presión del sector petrolero del Ecuador y la relación del país con China, que ha visto la antigua dependencia en aumento por financiamiento  y compañías chinas acaparando un casi monopolio del petróleo del Ecuador y está siendo vinculada en particular con el Yasuní.

El mismo Correa ha sido también fuertemente criticado y acusado de fallar en convencer a los potenciales donantes de ser serio sobre esta iniciativa, especialmente por su rechazo a abandonar el “Plan B” para explotar el ITT y por el hecho de permitir las operaciones en el Bloque 31 donde los depósitos son tan reducidos que muchos lo ven como la primera fase para eventualmente pasar al ITT.

“El documento muestra que en 2009 el gobierno de Ecuador negoció con China hacer todo lo posible para que las petroleras chinas puedan explotar el ITT y el Bloque 31, contradiciendo la iniciativa Yasuní-ITT que estaba en vigencia para entonces”, dice Alexandra Almeida, de la ong ecuatoriana Acción Ecológica.

En octubre pasado se acordó que los donantes del fondo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo podían elegir entre tener de vuelta sus donaciones o reinvertirlas en otros proyectos en Ecuador. Hasta la fecha, más de US$2millones han sido devueltos.

Los ecuatorianos que continúan apoyando la iniciativa Yasuní-ITT están intentando obligar a un referéndum y deben recoger 600 mil firmas hasta el 12 de abril –el gobierno quiere su propio referéndum a favor de las operaciones petroleras.

La oficina de Rafael Correa se negó a comentar.

 

The Guardian, David Hill,

http://www.theguardian.com/environment/2014/feb/19/ecuador-oil-china-yasuni

 

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *