Correa busca extender su poder

correa-busca-extender-su-poder-20140112072410-d31371a5a988e940b716a3a9f1752e8d

El presidente Rafael Correa cumple el miércoles siete años en el poder, y las percepciones sobre su gestión son distintas en varios sectores: desde una amplia concentración de poder, irrespeto a los Derechos Humanos, restricciones a la libertad de prensa, una creciente confrontación y, en el otro extremo, la “gran obra pública” y la “disminución de la pobreza”.
La primera apreciación la hace el sociólogo, Vladimir Serrano. El cree que hay que partir del hecho de que antes de la asunción a la Presidencia en 2007, el proyecto político respondía a una naturaleza de alianzas que integraba a diversos sectores identificados en el área progresista, incluidos ecologistas e indígenas.
Y con la Constitución de Montecristi –previo a desconocer el Congreso que lo posesionó en 2007- se estructuró una naturaleza de Estado firmemente arraigada en el presidencialismo, con la sumisión del resto de funciones del Estado hacia el mandatario.
Esto ha “permitido al Presidente hacer un ejercicio hegemónico del poder en estos últimos años donde obviamente no se ha podido manifestar como ocurre con normalidad las democracias, una oposición real”, según Serrano.

 
La confrontación

Paralelamente, los medios de comunicación -que asumieron el papel opositor tras la destrucción de los partidos políticos- empezaron a asumir retaliaciones desde el poder, hasta que el oficialismo logró aprobar la Ley de Comunicación.
Serrano compara y advierte que el Ecuador vive, en este momento, una nueva etapa hegemónica “semejante a la Floreana, a la del general José María Urbina, de Gabriel García Moreno…hay muchas semejanzas en cuanto a una política progresista basada en principios hegemónicos y autoritarios”.
Aunque destaca que una de la forma de expresión del Régimen es la gran obra pública, y “de la que también se jactaba Velasco Ibarra”, por otra parte, hay una confrontación creciente entre partidarios y opositores. Serrano avizora un futuro dependiendo de lo que ocurra con la economía, y menciona eventuales problemas de endeudamiento y la baja del precio del petróleo.

 
Pilares básicos

Los oficialistas Vanesa Fajardo, y Mao Moreno, por otro lado destacan un periodo que se basa en cuatro pilares fundamentales: mayor acceso a los servicios de salud, educación, obra pública, y la distribución de los recursos en función de los sectores más vulnerables.
Según Moreno, en estos años se consolidó una relación interinstitucional en un ambiente de armonía “para servirle al país”. Las leyes aprobadas han permitido efectivizar los cambios que se requieren. “El país vive nuevos tiempos”, dice Moreno.

 
Justificaciones

Ellos justifican la aprobación de la Ley de Comunicación, que, al ser un poder también se deben generar espacios de regulación. El espíritu de la Ley es entregar a la ciudadanía información veraz y verificada.
Y desestiman las críticas sobre una presunta concentración del poder. “Cada autoridad cumple sus funciones con total autonomía”, añade Fajardo, y asegura que el Gobierno ha priorizado la participación social, y los concursos de méritos. (SC)

Guerra a los medios

Para el director de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (Aedep), Diego Cornejo, los siete años han sido muy complejos para la libertad de expresión y los medios, con políticas que se han “endurecido”.
Reconoce que a pesar que los medios necesitan modernización y reforma, y que no son perfectos, “desde el Gobierno se ha planteado una guerra sin cuartel, y los medios de comunicación han adoptado una política de resistencia digna y no se ha caído en conductas fuera de la ley”.

Aún hay muchas áreas afectadas

Aunque la pobreza se ha reducido en 14 puntos durante la gestión de Correa y el desempleo se sitúa en torno al 4%, según cifras oficiales, todavía quedan áreas afectadas por la escasez y en muchas zonas existen carencias en servicios básicos como alcantarillado, agua potable, vialidad, agricultura y sanidad, entre otra, indica el periodista Jesús Sanchis, en jun despacho de la agencia EFE.
Y, como las políticas de estas materias son ejecutadas por el Gobierno central y los entes locales, PAIS pretende, en los comicios de febrero, colocar prefectos, alcaldes y concejales en el mayor número de puestos posible para avanzar en estos territorios.
Dispone, por tanto, de margen para extender su “revolución” a esos organismos, encargados de gestionar áreas que afectan directamente al ciudadano en su vida cotidiana.
“La idea es aumentar su presencia en ellas para dirigirlas en coordinación con la administración central, eliminando lo que el gobierno considera, en muchos casos, una abusiva oposición política ejercida desde los despachos de las entidades seccionales”, manifiesta. (SC)

Comicios
El apoyo oficialista

 

° El tirón electoral de Correa será determinante en esta estrategia.

° Aunque el presidente no es candidato, no duda en expresar su apoyo a los representantes del movimiento, algo que se le ha criticado desde algunos medios de comunicación por poner su condición de Presidente de todos los ecuatorianos al servicio de su propio partido.

° Pero el oficialismo defiende como un “derecho” esta actuación en campaña del líder del partido, quien ha obtenido de la Asamblea Nacional la correspondiente licencia, y el propio Correa la considera una “obligación”.

° Una eventual extensión territorial del dominio político de Alianza PAIS es algo que también se interpreta como un exceso de poder desde algunos sectores críticos, pero que el Gobierno considera normal, beneficioso para la nación y parte de su estrategia política para seguir avanzando hacia el “buen vivir”, como también se denomina el programa gubernamental.(EFE)
 

El Dato
Hay expectativa por la aplicación de la Ley de Comunicación en el próximo periodo

 

 

Fuente

También te puede interesar...

Un comentario

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *