Buscan responsables por evidencias perdidas el 30-S

buscan-responsables-por-evidencias-perdidas-el-30s-2014036080912-85108d5e2593f4f25712f35997f2aef4

Tras tres años y seis meses, la Fiscalía General está empeñada en buscar a los responsables de la desaparición de las evidencias que, por ley, debieron haberse preservado luego de los hechos del 30 de septiembre de 2010, en los alrededores del Regimiento Quito y del Hospital de la Policía, en el norte de la capital.
Para el efecto, se dispuso un calendario de comparecencias, que comenzó ayer, para que ciertos funcionarios se acerquen a rendir su versión de los hechos. Se comenzó llamando al alcalde de Quito, Augusto Barrera. Sin embargo, él se excusó, aduciendo que tenía otros compromisos previamente adquiridos.

Especialmente los opositores y ciertos analistas han criticado varias veces a Barrera por haber, al menos permitido, que la Empresa Municipal de Aseo (Emaseo) recogiera durante esa madrugada todos los casquillos, municiones y demás evidencias de lo sucedido.

Tampoco acudió el exdirector administrativo del Hospital de la Policía, coronel César Carrión, quien ya fue investigado y le fue ratificado su estado de inocencia, por el presunto delito de tentativa de magnicidio al presidente Rafael Correa, durante los hechos del 30-S.

El que sí fue

A la diligencia preprocesal de indagación previa también fue citado el exfiscal de Pichincha, Marco Freire, quien dijo que ya rindió una versión sobre los hechos que se investigan y que se ratificará en esta oportunidad, de que la Fiscalía nada tiene que ver con la desaparición de las evidencias del 30-S, “porque quienes limpiaron o barrieron fueron Emaseo u Obras Públicas (la Empresa Municipal), de suerte que, como Fiscalía, nada tenemos que ver”.

Freire fue categórico en señalar que la Fiscalía intentó cumplir su tarea para preservar las evidencias de las infracciones que se cometieron ese día, pero que, “lamentablemente, no se dejó ingresar a los fiscales y, como la Policía se quedó sin mando, tampoco se tuvo la colaboración de la Policía Judicial, que era la encargada de cercar el lugar”.

Anotó también que al día siguiente, cuando tuvieron acceso al lugar de los hechos, las evidencias habían desaparecido, porque ya se había limpiado el lugar.

Proceso

Freire dijo que no podía dar nombres de las personas que impidieron el paso a los fiscales, porque en esos momentos se vivía un estado de caos generalizado y no había mando, por tanto mal se pudo haber recabado nombres de las personas que impidieron el accionar de la Fiscalía.

“Como exfiscal de Pichincha estoy con la conciencia tranquila, porque no he cometido algo que esté por fuera de la ley. Tratamos de cumplir, pero el momento no fue el apropiado o apto para desarrollar alguna diligencia por la situación de caos que vivía el país en general, incluida una balacera en el lugar de los hechos”, dijo el exfuncionario. (LC)

Casos de Panchi y Jiménez

° La Fiscalía también tiene adelantadas las investigaciones en torno a las muertes del soldado Darwin Panchi y el policía Froilán Jiménez, durante los sucesos del 30-S y dentro de esta investigación, ayer se realizó una primera reconstrucción de los hechos y reconocimiento del lugar, en los alrededores del Regimiento Quito y el Hospital de la Policía.

El lunes, igual se dará otra diligencia de reconstrucción de los hechos y reconocimiento del lugar, al mando del fiscal Fabián Salazar.

El Dato
También acudió a rendir su versión el coronel Víctor Hugo Cartagena, jefe de la PJ Pichincha a la fecha de los hechos del 30-S.

42
meses han pasado desde el 30-S.

http://www.lahora.com.ec/index.php/noticias/show/1101643362/-1/Buscan_responsables_por_evidencias_perdidas_el_30-S.html#.UxmTD9vNI39

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *