“Aún con incremento de precio se trabaja a pérdida”

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

17-dic-2013

El sector ganadero planifica su renacimiento en el país, tras atravesar una fuerte crisis. La decisión gubernamental de incrementar hasta en $ 0,80 la libra de carne para el productor aún no satisface del todo al gremio, pero para ellos significa una señal de que el panorama puede llegar a cambiar. Al menos así lo cree Enrique Baquerizo, gerente de la Asociación de Ganaderos del Litoral y Galápagos (Aglyg), quien anticipa los cambios que se vienen para el sector a partir de 2014. 

Hace unas semanas, el gremio anunció un incremento del precio para los productores ganaderos, pero bajo un sistema de indexación. ¿En qué consistirá?

– El precio indexado se fijará de acuerdo con la oferta del mercado. Si el precio de libra que se le cobra al consumidor final es de 2,50, al productor le corresponderá del 28 al 32 por ciento de ese valor, dependiendo la edad de los animales. En el caso de animales menores de 30 meses, se le deberá reconocer el 32 por ciento ($ 0,80); si tiene de 30 a 72 meses, se le tiene que pagar 0,75 dólares por libra en pie y en animales que pasen los 72 meses, el precio de indexación es el 28 por ciento ($ 0,70).

-¿Cómo toma el sector esta alza de precios que por años han estado congelados?

– Si me pregunta si estamos contentos, yo le diría que no, porque es un poco injusto que el productor, que se demora dos años en criar un ternero apto para la venta, reciba solo el 32 o 30 por ciento del precio final. Nosotros sí aspirábamos a que por los menos se nos reconozca un 45 por ciento.

– ¿Los porcentajes establecidos cubrirían los costos de producción?

– No, porque nuestro costo está en 0,92 dólares por libra. Entonces significa que todavía el productor tendrá que trabajar, pero a pérdida o sacrificando la calidad para tratar de no tener pérdidas. Esto quiere decir: no vacuna a sus animales, no los desparasita, no los mineraliza, no los alimenta. Ahí la calidad está en riesgo. No es justo que el otro por ciento se quede en manos de comerciantes y terceneros.

– Entonces fue una solución a medias…

– Nosotros esperamos que (a mediano, largo plazo) ese porcentaje sea del 45. Creemos que de los 2,50 dólares que se vende al consumidor, se le debería pagar un dólar al productor. Ya hemos esperado dos años para obtener respuesta. Ahora que la tenemos, vamos a ser positivos.

– ¿Cómo van a hacer para respetar el nuevo precio?

– Se lo hará a través de los centros de acopio que el Gobierno ofreció crear. Allí se pagará el animal de acuerdo con el peso real que será medido en balanzas. Como estos centros serán manejados por las diferentes asociaciones, se hará respetar el precio. Así formalizaremos la cadena al entregar incluso factura por la venta de animales.

– ¿Con esto ustedes garantizarían que el precio de la carne no se elevará al público?

-En estas últimas semanas ya se ha registrado un alza en el mercado de 2,50 a 2,60 y 2,70 dólares. Sin embargo, eso se dio antes del anuncio del incremento de precios. ¿Por qué sube? Esto se da porque el sector pecuario, a nivel nacional, está desapareciendo. En el país el hato es menor y a menor oferta, el precio sube. El alza de precio de indexación lo único que va a hacer es que las pocas personas que quedan en el negocio se mantengan.

– ¿Cuántos centros de acopio se estarían creando?

– Eso aún está por definirse. Yo creo que para arrancar podemos estar hablando de unos 24 centros de acopio para la región Litoral. El Estado invertiría 11.000 dólares por cada centro y las asociaciones aportarían con los terrenos donde se levantarían estos lugares.

– ¿Cuándo arrancaría este proyecto?

– Con el viceministro de Agricultura, Luis Valverde, se acordó que esto se iba a ejecutar desde el mes de enero de 2014. Creemos esto se lo planteará en un decreto ejecutivo, en el cual se estipulará el precio de la indexación de la carne.

– Luego de esto, ¿qué más habría que hacer para mejorar las condiciones del sector?

– Siempre nos piden que seamos más productivos, pero antes debemos resolver varias trabas como las inundaciones, las sequías. Vivimos en un país que está a expensas de que si llueve se puede sembrar, pero que si llovió mucho se dañaron los sembríos. Entonces, sí pedimos al Gobierno que articule un mejor trabajo con la Subsecretaría Nacional de Gestión de Riesgos. El Ministerio de Agricultura ahora ha dado el primer paso.

LISBETH ZUMBA – Guayaquil

Fuente Diario Expreso-17 de dic-2013: http://expreso.ec/expreso/plantillas/nota.aspx?idart=5406141&idcat=19308&tipo=2

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *