15 guerrilleros capturados en Ecuador desde 2004

15-guerrilleros-capturados-en-ecuador-desde-2004-2013129075807-c530bc8acd96d8a3ab483171be459b1c

Al menos 15 presuntos guerrilleros vinculados con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han sido capturados en territorio ecuatoriano desde 2004.
En ese año, Juvenal Ovidio Ricardo Palmera Pineda, alias ‘Simón Trinidad’, integrante del Secretariado de las FARC, fue capturado en la avenida Amazonas, en el centro norte de Quito, tras  un operativo de la Policía Judicial,  y deportado a Colombia. Él habría ingresado a Ecuador de manera ilegal en diciembre de 2003.  
En 2008, militares ecuatorianos capturaron a cinco presuntos rebeldes de las FARC en una zona selvática cercana a la frontera con Colombia. Los  detenidos llevaban uniformes y distintivos de la organización rebelde y  subametralladoras.
El marzo de ese año, alias ‘Raúl Reyes’,  el  “número dos”  de ese  grupo armado, murió en territorio ecuatoriano (Angostura), tras  un ataque del Ejército colombiano.

 
Casos más recientes

En 2011, otros  cinco guerrilleros de las FARC fueron detenidos en el país, en un operativo conjunto entre el  Ejército  de  Ecuador y el de Colombia. Los subversivos pertenecían a una estructura de expertos en explosivos del Frente 48 de las FARC.
En ese mismo año,  en un centro comercial de Quito,  se capturó a Fabio Ramírez Artunduaga, alias ‘Danilo’, jefe del Frente 48.
En agosto de 2012 se detuvo al presunto traficante de armas de las FARC,  alias ‘Chicanero’, quien también fue deportado a Colombia. Él  habría iniciado sus recorridos por Ecuador desde el 15 de julio para realizarse una intervención quirúrgica en una clínica de Guayaquil, por una lesión en su rodilla.
La última captura de un presunto cabecilla de este grupo guerrillero se produjo este fin de semana. Mario Cabezas Muñoz, alias ‘Mario Latas’, requerido por la Interpol,  fue  identificado por las autoridades colombianas como uno de los jefes de la columna móvil ‘Daniel Aldana’ de las FARC.  La Unidad Antisecuestro de la Policía (Unase) lo ubicó el pasado 3 de diciembre en Santo Domingo de los Tsáchilas y luego fue deportado a Colombia.

 
Análisis

Al menos en dos criterios coincidieron ayer  el  analista en seguridad Alberto Molina y el experto en política exterior Luis Narvaéz, cuando opinaron sobre las capturas  en Ecuador de los insurgentes.
Primero, dijeron, estas detenciones demuestran que el país es un lugar de apoyo logístico para los rebeldes. Segundo, es una prueba de que la frontera con Colombia no está vigilada.
Es evidente, comentó Molina, que son personas que tienen entrada libre al país y pueden permanecer en él para abastecerse e incluso recibir atención médica.
El experto en estrategia militar añadió que está demostrado que las FARC estiman que Ecuador es un lugar donde pueden escapar fácilmente a los órganos de control de Colombia.(SC)

 

Cooperación

° El experto en política exterior Luis Narvaéz sostiene que  la señal política referente a este tema sería un entendimiento colombo-ecuatoriano para enfrentar de manera coordinada las acciones contra los insurgentes.
Esto explicaría  el apoyo que requiere Colombia para avanzar en las negociaciones de paz con la FARC que se lleva a cabo desde hace más de un año en La Habana, agregó este experto.

9
años han pasado desde la primera captura.

7
días han pasado desde la última. 

 

Fuente

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *