Insulza va a La Habana pero ¿recibirá a los opositores?

insulza

La oficina de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington informó que José Miguel Insulza “respondió afirmativamente” a la invitación a la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), los días 28/01 y 29/01. Será la primera visita de un secretario general de la OEA a Cuba en medio siglo, pues la isla fue suspendida en 1962, y descartó su retorno en 2009, cuando la organización levantó su veto. La gran pregunta es si Insulza recibirá a los opositores a la dictadura de los Castro Ruz.

José Miguel Insulza llegará hasta La Habana, Cuba. Será la primera vez en más de medio siglo que un secretario de la OEA visita el país, que fue suspendido como miembro del sistema interamericano en enero de 1962 por los vínculos de la revolución castrista con la Unión Soviética. La OEA ya levantó esa suspensión en 2009 y abrió la puerta a que Cuba solicitara su reingreso, pero La Habana no lo ha hecho: habrá que ver si la visita de Insulza tiene algún efecto de deshielo en las relaciones entre ambas partes.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Cuba es sede de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), el organismo de integración que ha impulsado la reinserción regional del régimen comunista cubano y que en esta cita logrará el hito del 1er. contacto entre La Habana y la OEA en más de 50 años.
Presidentes y cancilleres de los 33 países que integran la Celac -todos los de América menos USA y Canadá- asisten el 28 y 29 de enero en La Habana a una cumbre cuyo tema central será la lucha contra la pobreza y la desigualdad, y donde Cuba traspasará la presidencia temporal del organismo a Costa Rica.
Previamente ocurrirá una reunión de coordinadores nacionales el 25 y 26 de enero y un encuentro de cancilleres el lunes 27 para ultimar la declaración y comunicados especiales que saldrán de esta cumbre.
Cuba llega a la cita un año después de que las naciones de la Celac le confiaran su presidencia, lo que se valoró como un hito histórico y la confirmación de la reinserción regional de La Habana.
También ha evidenciado un giro más pragmático en la política exterior del país, donde el mandato de Raúl Castro se ha distinguido en ese capítulo por el interés en afianzar las relaciones con los países latinoamericanos, incluso con gobiernos ideológicamente distantes.
Prueba de ello es el papel de la isla como sede permanente de los diálogos de paz entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC en busca del fin del conflicto armado más longevo del continente.
Quien con toda probabilidad acaparará muchos flashes en la cumbre de La Habana será el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, que asistirá al evento invitado por Cuba.
Será la primera vez en más de medio siglo que un secretario de la OEA visita el país, que fue suspendido como miembro del sistema interamericano en enero de 1962 por los vínculos de la revolución castrista con la Unión Soviética.
La OEA ya levantó esa suspensión en 2009 y abrió la puerta a que Cuba solicitara su reingreso, pero La Habana no lo ha hecho: habrá que ver si la visita de Insulza tiene algún efecto de deshielo en las relaciones entre ambas partes.
Una de las preguntas inevitables es cómo el régimen cubano va a presentar a Insulza y en base a qué protocolo se va a relacionar con él.
La invitación del castrismo a Insulza es una seria contradicción, pero reafirma el intento de la dictadura de los Castro Ruz de ordenar sus relaciones internacionales.
Luego, que ocurrirá con Insulza y los dirigentes de la oposición cubana, en especial los familiares de presos políticos, quienes exigen ser recibidos por el demócrata cristiano chileno.
Eduardo Cardet, miembro del Consejo Coordinador del Movimiento Cristiano Liberación (MCL, movimiento fundado por Oswaldo Payá), señaló: “Si Insulza viene a reunirse con el Gobierno, por supuesto que viene a darle un espaldarazo al gobierno. Si Insulza viene a reunirse con la sociedad civil y realmente con el pueblo de Cuba, sí sería un apoyo; pero no con una sola parte”.

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *