¿Hay disidencia en la guerrilla de las FARC?

1F3667EA-190F-45A7-9381-A85874E2CC6C_w640_r1_s_cx0_cy11_cw0

“Buscan enviar mensajes de firmeza a sus representantes que están negociando en Cuba, para presionarlos”

La hipótesis de una disidencia en la guerrilla de las FARC, opuesta al proceso de paz con el gobierno colombiano, inquieta a autoridades y analistas que constatan la ocurrencia de atentados en pleno diálogo.

Dos ataques con explosivos -un coche-bomba el 7 de diciembre y una moto-bomba el 16 de enero, justo al cabo de una tregua unilateral de la guerrilla- provocaron la muerte de nueve personas, tres de las cuales eran civiles, y dejaron varios heridos en el sur y el oeste de Colombia.

Para las autoridades, no cabe duda de que frentes o unidades de las comunistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) están detrás de esos atentados ocurridos en zonas que son sus fortines tradicionales.

Tras el segundo ataque, el presidente Juan Manuel Santos, que en noviembre de 2012 comenzó en La Habana un diálogo de paz con la guerrilla, fustigó a las FARC.
“Qué forma tan irracional y contradictoria de actuar de las FARC”, dijo el mandatario, al rechazar en particular la muerte de civiles.

En contraste, el presidente ha asumido las muertes de militares, luego de que excluyera completamente la posibilidad de una tregua bilateral antes de llegar a un acuerdo de paz, por considerar que un cese al fuego permitiría el fortalecimiento de la guerrilla, que cuenta con entre 7.000 y 8.000 combatientes.

Para Jorge Alberto Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis del Conflicto (Cerac), “los atentados demuestran que puede haber una forma de disidencia en columnas móviles de las FARC”.

“Buscan enviar mensajes de firmeza a sus representantes que están negociando en Cuba, para presionarlos”, dijo este experto a la AFP, al resaltar que “el principal riesgo que enfrenta el proceso de paz son las acciones terroristas, o sea las que afectan sin discriminación a la población civil”.

Para entablar las conversaciones de paz, las FARC renunciaron a principios de 2012 al secuestro de civiles, una de sus fuentes de financiamiento, lo cual según Restrepo no fue bien recibido por la base guerrillera.

Sin embargo, autoridades y asociaciones civiles sostienen que las FARC aún realizan secuestros en algunas regiones del país, especialmente de empleados de la industria energética, motor de la economía colombiana.

Según Restrepo, algunos integrantes de las FARC estarían directamente en contra de la idea misma de la paz, pues pretenderían mantener negocios en el cultivo de la coca y la explotación de la minería ilegal.

Un importante fiscal colombiano calculó recientemente que en caso de firmarse un acuerdo de paz con las FARC “entre 10% y 20% de los guerrilleros se van a sumar a las bandas criminales”, muchas de las cuales tienen su origen en disidencias de los grupos paramilitares de derecha que se desmovilizaron entre 2003 y 2006.

Un informe de la Fundación Paz y Reconciliación, especializada en el conflicto armado de Colombia, reconoce que algunos frentes minoritarios, ubicados sobre todo en zonas de frontera que son eje estratégico para la salida de las drogas, se apartaron de la tregua unilateral decretada por las FARC para la temporada de Navidad.

Sin embargo, ese centro de análisis estimó que el cese al fuego fue acatado en un 95%.

Y el mando central de la guerrilla asevera que hay unidad en sus filas. “Los escasos hechos de guerra en los que se vieron involucrados unidades nuestras correspondieron a acciones de legítima defensa”, aseguró el comandante Pablo Catatumbo al anunciar el pasado miércoles el fin de la tregua de un mes.

Carlos Lozano, dirigente del Partido Comunista, también descarta cualquier división en las FARC, aunque admite que puede haber “debates internos”.

“El Estado Mayor está cohesionado y se comprometió con el proceso de paz”, dijo a la AFP, al tiempo que responsabilizó al gobierno por la violencia.

“El gobierno está pagando su error cuando decidió negociar en el medio de la guerra, pensaba que así iba a presionar a las FARC para que se entreguen mas rápidamente”, agregó Lozano, quien desde el inicio de las conversaciones ha sido partidario de declarar un cese el fuego bilateral.

 

http://www.martinoticias.com/content/hay-disidencia-en-las-farc/31177.html

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *