Uruguay y Chile son las “democracias robustas” del continente

52e1a74aabb50.r_1390520377694.36-0-1282-760

Venezuela y Ecuador ejercen un “autoritarismo moderno” porque celebran procesos electorales y al mismo tiempo controlan las instituciones para neutralizar a la oposición, según la organización no gubernamental.

Un informe de la organización no gubernamental estadounidenseFreedom House calificó a Chile y Uruguay como “democracias robustas” en el continente gracias a los comicios que retornaron a La Moneda a la exmandataria Michelle Bachelet y a varias reformas importantes adoptadas por el gobierno de José Mujica, incluyendo el matrimonio homosexual. 

El informe divulgado este jueves señaló que los venezolanos sufrieron en 2013 un notable deterioro en el respeto a sus libertades debido a un incremento en la aplicación de leyes contra la oposición. Los otros dos países en los que menguaron los derechos fueron República Dominicana y Panamá.

El informe anual sobre las libertades de la organización indicó que Nicaragua tuvo una mejoría, mientras que Cuba registró algunos avances en la apertura política. Freedom House mantuvo a la isla comunista como el único país de la región entre los 48 del planeta cuyos habitantes no son libres.

Para la organización, las libertades civiles de los dominicanos sufrieron cuando el Tribunal Constitucional despojó de la nacionalidad a decenas de miles de descendientes de haitianos.

La presidencia dominicana no respondió el jueves a la solicitud de la agencia internacional The Associated Press de una reacción al informe, pero el gobierno ha insistido que la decisión del tribunal de anular la nacionalidad de los hijos de extranjeros que no tenían residencia legal busca organizar el registro civil y detener la inmigración clandestina.

“Había una situación que había que ordenarla y la vamos a ordenar, pero la vamos a ordenar con humanidad”, aseguró esta semana el vocero de la presidencia Roberto Rodríguez Marchena. Recordó que el gobierno tiene previsto crear un proceso especial de naturalización para quienes pierdan la nacionalidad.

En Panamá, Freedom House cuestionó el que las autoridades no investigaron acusaciones de corrupción contra el presidente Ricardo Martinelli.

El portavoz de la presidencia Luis Eduardo Camacho dijo que le sorprende que la organización “caiga en el juego de los opositores” al gobierno del presidente Martinelli.

“Son acusaciones pagados en medios opositores” que no terminan en denuncias formales ante las autoridades judiciales “porque no tienen sustento, su objetivo es político, buscan hacerle daño al gobierno y al presidente y no lo han logrado”, sostuvo.

Sobre Nicaragua destacó el impacto positivo que para las libertades cívicas y políticas representan las consultas sobre reformas constitucionales, las mejoras graduales a los derechos de la mujer y los progresos en el combate del tráfico humano, mientras que los cubanos vieron un “declive modesto en la vigilancia estatal, una apertura de la discusión política en privado y en internet y un mayor acceso a viajar al extranjero y trabajar de manera independiente”.

Freedom House mantuvo a Venezuela entre los 10 países parcialmente libres del hemisferio occidental, pero la ubicó junto con Ecuador en el grupo de naciones en el orbe que gobiernan a través de lo que define como autoritarismo moderno, debido a que celebran elecciones pero controlan indebidamente a las instituciones para neutralizar a la oposición.

Señaló que el presidente venezolano Nicolás Maduro “debilitó aún más los medios independientes, redujo la capacidad de la oposición para ser contrapeso a las políticas gubernamentales y amenazó a grupos de la sociedad civil”.

Con respecto a Ecuador, expresó que el presidente Rafael Correa impulsó en 2012 una legislación que amenazaba con paralizar la cobertura noticiosa de procesos electorales y “se aseguró de que la ley hubiera sido implementada para elecciones de 2013”.

Al referirse a un informe similar emitido esta semana por Human Rights Watch (HRW), Correa dijo la víspera a corresponsales extranjeros en tono irónico que “no voy a poder dormir, ya vamos a pedir la derogación de la Ley de Comunicación porque la solvencia moral de Human Rights Watch es incontestable”.

HRW había criticado una nueva ley de Comunicación vigente hace poco en Ecuador, por cercenar la libertad de prensa debido a sus disposiciones poco precisas para regular radio, prensa y televisión.

Pese a que Freedom House halagó las consultas sobre reformas constitucionales y las mejoras graduales a los derechos de la mujer en Nicaragua, opositores en esa nación centroamericana se oponen a la reforma constitucional porque permiten la reelección indefinida del presidente Daniel Ortega, a quien acusan de querer perpetuarse en el poder.

Las reformas constitucionales fueron aprobadas por la mayoría del gobernante Frente Sandinista a finales del 2013, pero deben ser ratificadas este año en una segunda votación de acuerdo a la misma Constitución.

Reyna Rodríguez, enlace nacional de la no gubernamental Red de Mujeres Contra la Violencia, refutó que Nicaragua haya experimentado progresos en el combate del tráfico humano desde que entró en vigor el año pasado la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres, porque “no ha tenido el efecto que se cree. Los feminicidios han bajado en un mínimo porcentaje, pero hay más saña y la equidad de los cargos es una farsa, porque a las mujeres en cargos de decisión al final no las dejan decidir, sino que se les ordena qué hacer”.

Las elecciones presidenciales celebradas en Honduras -otro país parcialmente libre- fueron registradas como un evento positivo porque fueron indicio de una normalización tras el derrocamiento del mandatario Manuel Zelaya en 2009.

Otras naciones descritas como parcialmente libres son Bolivia, Colombia, Ecuador, Guatemala, México y Paraguay.

Arch Puddington, vicepresidente de Investigación del Freedom House, dijo a The Associated Press que la influencia de Venezuela en la región “está en declive. Hace 10 años parecía que (el entonces presidente Hugo) Chávez había influenciado no sólo a otros gobiernos sino a mucha gente que lo admiraba. Creo que nadie quiere ser Venezuela hoy”.

“Brasil, México, Chile y Uruguay están mostrando al resto de la región democracias sólidas. La región marcha en la dirección correcta”, agregó Puddington.

 

Fuente

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *