La Policía detiene en Murcia por posesión de droga a la madre de los niños liberados en Bolivia

0_n11sylce

La Policía Nacional, en una operación realizada junto a la policía boliviana bajo la coordinación de Interpol, ha liberado a dos niños, de 11 años y tres meses, que habían sido secuestrados en Bolivia como garantía de pago de una deuda vinculada al tráfico de cocaína contraída por su madre, que fue detenida por estos agentes en Yecla (Murcia) con parte de la droga y 16.000 euros que debía mandar a la organización.

Dos agentes de la Sección de Secuestros y Extorsiones de la Policía Nacional se desplazaron a Bolivia para participar en el dispositivo de búsqueda junto a los agentes bolivianos. En total, tres personas han sido detenidas en la ciudad boliviana de Santa Cruz en relación con este secuestro.

La madre de estos pequeños, de 29 años y natural de Jumilla (Murcia), fue detenida el pasado 16 de marzo en un control rutinario de tráfico en Yecla, donde había residido durante bastantes años antes de su traslado a Bolivia. Actualmente, se encuentra en prisión preventiva por un presunto delito contra la salud pública.

La detenida había sido captada en Bolivia por unos narcotraficantes para transportar y realizar la entrega de casi un kilo de cocaína en España. La mujer logró introducir la droga escondida entre sus ropas pero fue detenida en Yecla el día 16 con 35 gramos de coca y 16.000 euros en efectivo. Según la arrestada, ese dinero debía remitírselo a los traficantes en pagos de 2.000 euros, de los que ya había efectuado dos.

Los narcos se sintieron engañados

Los narcotraficantes, al no recibir el resto del dinero, creyeron que ésta les había engañado, por lo que decidieron secuestrar a sus hijos para obligarla a efectuar el pago total. Los menores, que vivían junto a su madre en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), habían quedado bajo la custodia de un conocido pero la actual pareja de la mujer, también relacionado con la red de traficantes, se llevó a los pequeños como garantía de pago.

A partir de entonces, se sucedieron las llamadas y mensajes vía whatsapp a la abuela de los niños y madre de la arrestada, a los hermanos de la mujer y al padre biológico de uno de los menores, que actualmente reside en Yecla y que denunció inmediatamente los hechos.

La Policía Nacional activó el protocolo de secuestros internacional notificando los hechos a Interpol, quien coordinó el dispositivo junto al agregado de Interior de la Embajada de España en Bolivia.

La Sección de Secuestros y Extorsiones envió dos negociadores a Yecla, junto con el negociador territorial de la Jefatura de Murcia, para controlar el tráfico de llamadas entre los secuestradores y la familia. De forma simultánea, otros dos agentes se trasladaron a Santa Cruz de la Sierra en Bolivia para participar en el dispositivo de búsqueda.

Los investigadores lograron ubicar los domicilios de la persona que debía recibir el dinero, uno de los sujetos que estaba realizando las llamadas y la pareja de la mujer que se llevó a los pequeños. Los tres fueron detenidos, por lo que se procedió al rescate del niño y el bebé, que se encontraban secuestrados en distintas viviendas.

La operación ha sido realizada por la Sección de Secuestros y Extorsiones de la UDEV Central de la Comisaría General de Policía Judicial, con la colaboración de la Policía de Bolivia, y coordinada por Interpol.

Una menor secuestrada en la selva

A comienzos de este mismo mes, una niña marroquí de nueve años que vivía en L’Hospitalet de Llobregat fue rescatada por la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra tras pasar siete meses en la selva.

Ambos casos no están relacionados, según han precisado fuentes de la investigación.

La pequeña ha regresado a España pero ha ingresado en un centro de menores de la Generalitat catalana hasta que no quede aclarado el papel de sus padres en el caso.

http://www.elmundo.es/espana/2014/03/25/5331d128e2704eb10e8b4585.html

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *