El Gobierno boliviano tilda de “medieval” a la cúpula de la Iglesia Católica

Gobierno-boliviano-medieval-Iglesia-Catolica_EDIIMA20140329_0396_4

El Gobierno de Bolivia tildó de “medieval” a la cúpula de la Iglesia Católica y la acusó de seguir en el “oscurantismo” al responder a las críticas sobre la corrupción en el país hechas por la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), informaron hoy fuentes oficiales.

“Esta cúpula de la Conferencia Episcopal Boliviana aún permanece en el oscurantismo, aún es una conferencia episcopal medieval, aún es una conferencia episcopal que no sabe leer la realidad y no entiende”, sostuvo la ministra boliviana de Comunicación, Amanda Dávila, según informa hoy la agencia estatal ABI.

La alta funcionaria replicó de esa forma al presidente de la CEB, Oscar Aparicio, que esta semana inauguró una asamblea de obispos con un discurso en el que expresó que los casos de corrupción y extorsión que se destapan en el país los han dejado “perplejos”.

A juicio de Dávila, la CEB antes que un órgano colegiado de obispos se ha constituido “en un partido político de oposición” desde que el presidente Evo Morales asumió al poder en 2006.

La posición de la cúpula católica ha sido “contraria al Gobierno, contraria a las grandes reformas que se han iniciado, contraria a la Constitución Política del Estado”, pero, en paralelo, también de apoyo a corrientes “conservadoras, reaccionarias”, agregó Dávila.

Según la ministra, la jerarquía de la Iglesia Católica tiene solo un retórica de apoyo hacia las mayorías que no cumple, ni es capaz de dar pasos para solucionar sus problemas de falta de distribución de riqueza y las denuncias de abusos de menores.

Aparicio también dijo que era una “verdadera pena que las esperanzas que tenía el pueblo boliviano en una forma diferente de gobernar con honestidad se vayan desmoronando poco a poco”.

El mensaje de la CEB se produjo en medio de denuncias de supuesta corrupción y extorsiones principalmente en la administración de Justicia, de las que la oposición responsabiliza al Gobierno.

En las últimas horas, la oposición acusó al vicepresidente del país, Álvaro García Linera, de un supuesto tráfico de influencias porque su cuñada firmó un contrato de cátering con la aerolínea estatal Boliviana de Aviación (BOA).

García Linera negó haber tenido conocimiento de esa contratación e instruyó que el acuerdo sea rescindido pese a que era legal.

La CEB emitió este sábado un comunicado en el que recuerda que también hizo críticas a anteriores gobiernos sobre nepotismo, favoritismo político, corrupción, sobornos, falta del principio de autoridad y de austeridad, además de enriquecimiento ilícito y sobre la expansión del narcotráfico en el país.

 

http://www.eldiario.es/politica/Gobierno-boliviano-medieval-Iglesia-Catolica_0_243925965.html

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *