ASÍ me traicionaron y me persiguieron III

Eduardo_Roza_recibio_7_impactos_de_bala_durante_el_asalto_antiterrorista_al_hotel_de_Santa_Cruz-780x450

Desarrollo del montaje y criminalización del caso Rózsa. Hoy no hay margen de error al constatar que Rózsa fue expresamente traído por la MAS íntima cúpula del gobierno. Infiltrándose entre los que conducían la lucha autonómica. Que debido a la legitimidad de la reivindicación autonómica habían rebasado la vieja estructura centralista. Que el gobierno recurrió al método cubano, a través de terrorismo de estado, con toda la logística y personal chavista, para aplastar las esperanzas del pueblo. Que las cúpulas militares y policiales formaron parte de la planificación y ejecución del criminal montaje.

Eduardo Rózsa ejecutado en el hotel Las Américas

Eduardo Rózsa ejecutado en el hotel Las Américas

Eduardo Rózsa, Árpád Magyaroshi y Michael Dwyler fueron acribillados con el único fin de criminalizar la lucha autonómica e iniciar la cacería de todos aquellos que el régimen los había seleccionado como sus principales enemigos.

Rózsa había sido cesado en su trabajo de asesor y contratista de elaborar el plan de defensa de la ciudad de Santa Cruz, si los masistas se animaban a tomar la ciudad, bajo la premisa de no permitir que vuelva a suceder la barbarie de los años 50. Pues la efervescencia de la autonomía y luego el miedo por la marcha masita, fueron los incentivos para que muchos cruceños decidan aportar dinero para tan importantes causas. Al enterarse el gobierno que Rózsa y compañía se iban y al no tener pruebas que involucre en algún delito a los contratantes, recurrieron a los crímenes ampliamente conocidos. El sanguinario centralismo, una vez MAS, había recurrido al derramamiento de sangre y la brutalidad criminal para imponer su hegemonía.

Rózsa terminó asesinado, usado y negociado.- La improvisación y su urgencia prueba porque el operativo en el hotel Las América fue lleno de errores, brutal e ilegal. Las ejecuciones extrajudiciales lo llevan al gobierno a buscar negociar con Costas, a la semana que habían cometido sus crímenes. Por el otro lado el miedo había cundido. La campaña mediática del gobierno, señalando quienes eran los miembros del “consejo supremo” y declaraciones que demostraban que sabían todo, provocó el desbande y la huida de varios. A eso se sumaron los secuestros y las torturas desesperadas de una policía, que con el exfiscal Soza ejecutaron contra los primeros detenidos, en busca de conseguir por todos los medios, involucrar, acusar e implicar a los supuestos financiadores.

Caso terrorismo: Valverde reveló que Francisco Cirbián y Ronald Castedo fueron los que se reunieron con Rubén Costas

El periodista, Carlos Valverde, en su programa Sin Letra Chica, respondió a detalle todas las acusaciones del abogado Carlos Subirana, con relación al caso terrorismo y a Luis Clavijo, funcionario del Ministerio de Gobierno. Valverde, , reveló que Francisco Cirbián Gutiérrez y Ronald Castedo Allerdín, fueron las personas que se reunieron con el gobernador Rubén Costas en la casa de Roly Aguilera para informar de la propuesta de entregar a Branko Marinkovic, Guido Nayar y Pedro Yhovio para acabar el caso Rózsa.
Según las afirmaciones de Valverde, el abogado Carlos Subirana y el exfuncionario del Ministerio de Gobierno Luis Clavijo fueron los que contactaron a Castedo y a Cirbián. “Querían que el gobernador frene todo”, apuntó el comunicador y agregó que además de la primera cita que admitió Costas, hubo una segunda en la que, como en la primera, no lograron nada. Incluso dijo que Clavijo habló con Castedo para que alguien vaya a Cochabamba a reunirse con ‘el grande’. Indicó que Cirbián enjuició a Ignacio Villa Vargas en 2009, por calumnias e injurias. El abogado de Castedo, Hernán Fríes, dijo que su defendido dio su versión de lo ocurrido en enero de este año en Tarija, donde señaló que él fue buscado para hacer algunas gestiones, pero no reveló nombres.
Fuente: Sin Letra Chica, Carlos Valverde, Activa Tv, El Deber
=========================================
Carta redactada por Carlos Valverde
No me gusta hablar sobre mi; aunque entiendo que a veces es necesario.
El abogado Carlos Subirana intentó desprestigiarme y, aunque tengo casi 15 años en esto y la gente me conoce, considero necesario salir a hablar de las cosas que he hecho; no para responder directamente a un ciudadano acorralado por sus propias culpas, porque, como bien dice el adagio latino: “aquilarum non manducat vermes”; sin embargo, debo hacerlo porque aunque me gusta mucho más hacer cosas, tengo respeto por el público que me escucha, mira y lee durante tantos años. A ellos si me siento obligado a explicarles algunas cosas.
Escribo en periódicos hace muchos años, desde los años 70. Opino en radio tv y periódicos hace menos, pero, también muchos años. He escrito 6 o 7 libros, algunos de los cuales han sido los más vendidos en Santa Cruz y, probablemente en el país; hice teatro y me divertí como pocos. Gané un premio por mi actuación.
En política, lo primero relievante que hice fue hacer un Centro Interno con algunos compañeros en un Colegio Particular en la época de Bánzer y cuando terminé eñ año (saliendo bachiller) me sacaron del país, con “sello rojo”. Después, Participé en apoyo a las mujeres mineras en la huelga de hambre que recuperó la democracia; lideré esta huelga en Santa Cruz; nos sacaron de la Iglesia San José Obrero y la misma fue el detonante de la participación cruceña en la lucha por recuperar las libertades ciudadanas; después de esa huelga vino la amnistía parcial; luego, la irrestricta.
Milité en Falange Socialista Boliviana siguiendo a mi padre aunque, me abrí y acabé en la Falange de Izquierda (una organización que no podía llamarse siquiera organización ) con David Añez Pedraza que luego creó el MAS y se lo entregó a Evo Morales. En esa organización tuvimos la pedantería de interpelar a Mario Gutiérrez Gutiérrez quien nos dio una cátedra de política pero, seguimos siendo falangistas de izquierda; eso fue en el año 1979-80
Participé por primera vez en acciones armadas en noviembre de 1974, en lo que se llamó “la última chuta” de Carlos Valverde Barbery; nos fue mal, el golpe falló y dejamos los rifles en la calle y nos fuimos caminando. Así de sencillo era eso.
Enfrenté el Golpe de Luis García Mesa en la calle, concretamente en la avenida Cañoto y calle Florida hasta que los paramilitares tiraron fuego pesado y entendimos que nuestras piedra eran insuficientes.
Estuve en la toma del Campo Tita, con mi padre, con Chicho Flores, con Joe Núñez, Lucho Ortiz, Choco Costas, Germán Antelo Hurtado y nos fue mal porque los militares quisieron matar al entonces Coronel Gary Prado a quien colaboramos para salvarle la vida y en vez de salir a Paraguay, como habíamos acordado con los militares, fuimos presos. Estuvimos varios meses detenidos y por la tortura perdí el oído derecho. No me importó porque valió la pena
Tras de Tita, renuncié a FSB y armamos el Movimiento Federalista democrático con grandes nombres como Carlos Valverde Barbery, Oscar Barbery Justiniano, Aquiles Gómez Coca, Dorita Moreno de Kenning, la Dra Eisela Mendivil, el Ing. Percy Fernández, Carlos Martín Ribera; llegué a dirigir la salida de un par de diarios del Federalista y también me fui de allí; el federalismo no me expresaba ideológicamente y, además, yo buscaba entrar al MIR.
Finalmente logré ingresar al MIR a quienes admiraba desde la resistencia pero que, por un mal entendido no pude ingresar antes (el malentendido se refirió a quién se hacía cargo de la dirección de la huelga de hambre del 77; les dije que si la querían ellos, que ingresen a la Iglesia, es decir, a la huelga) . Finalmente se terminó el veto y entré en un acto que me llenó de orgullo.
Fui Secretario General de la Prefectura y en ese trabajo me permití colaborar para el cierre definitivo del campo de concentración en el que lo había convertido el Cnel. Camacho a la Granja de Espejos.
De ahí me mandaron a la Dirección de Seguridad del Estado y aunque las cosas no fueron fáciles, guardo una distinción de la ALDHU (Asoc Latinoamericana de DDHH) por mis acciones de respeto a los DDHH en ese cargo. En nuestro trabajo como analistas, no operativos, se desarticularon varios grupos subversivos y se detuvo a los asesinos de Noel Kempff Mercado en el crimen de Caparuch.
Salí del Ministerio y el Gobierno del MNR se las tomó conmigo; primero, el Negro Quiroga intentó decir que me había llevado algunas cosas del Ministerio, le demostré, actas notariales en mano, que dejé mucho más de lo que recibí y quedó en nada.
No conformes con eso, me acusaron de formar parte de una supuesta banda de narcotraficantes encabezada por Hernando Gutiérrez Mansilla que había sido mi amigo de infancia. El tenía intención de vender 2 autos blindados para la Presidencia. De Presidencia me pidieron colaboración para hacerlo y entregué un carnet para el traslado de los vehículos y luego cayó acusado de narcotráfico en un juicio que duró 20 años; acaban de declarar inocentes de culpa y pena a otros amigos.
Por este tema me presenté voluntariamente y el Fiscal Nemtala (el Soza de hoy) me detuvo. Me llevaron a La Paz, detenido, me mandaron a Chonchocoro, donde mi vida corría peligro y mi padre advirtió que si algo me pasaba, el asunto era con él. Ese era mi padre… le creyeron y le temieron; me llevaron a San Pedro, donde estuve desde Octubre o Noviembre hasta Febrero o Marzo, no soy muy bueno con las fechas.
No me dieron libertad de favor, sino porque demostré, judicialmente que no tenía nada que ver en el asunto y, además, porque mi amigo de siempre Hormando Vaca Díez presentó una petición de informe a Ministros y Fiscales (redactada por mi) y el Parlamento entero me apoyó. Tengo las grabaciones donde se oye al “mudo” García por el MNR (partido oficialista) Juan del Granado, por el MBL, Hormando Vaca Díez por el MIR, el compañero Ruiz, por CONDEPA hablando bien de mi y al final logré un triunfo político, además del triunfo judicial donde se determinó que mi detención fue ilegal, arbitraria y abusiva.
No tengo cuentas pendientes con la justicia por ese asunto ni por algún otro.
Fui perseguido nuevamente por el MNR (Sanchez Berzaín, que se parece en su accionar a Quintana) con el caso narco vínculos, que había ocurrido cuando yo no era militante mirista. Me tuve que declarar clandestino un par de meses hasta que me interrogó el Congreso y fui absuelto de pena y culpa.
Me recluí en santa Cruz muy avergonzado por esas acusaciones; no es grato que se te acuse de algo tan bajo.
Con el tiempo entendí que debía salir y volví a hacer cosas, trabajé en muchas cosas, recuerdo que hasta fui encargado de radio de una estancia y debía comprar víveres; duré poco, no era para mi.
Intenté ser empresario privado no dio resultado, no soy para eso, perdí dinero; Chelelo Añez me convocó a ser Asesor del Concejo Municipal; allí hice varios proyectos como los de seguridad ciudadana, el de control de taxis, senté las bases para la conservación del Jardín Botánico de Guapilo, en fin. Hice, además, la Agenda 21 para Santa Cruz, tras de volver de Turquía de la ultima Cumbre Mundial del Medio Ambiente, donde fui el único boliviano que hizo uso de la palabra pero, lo que ganaba era muy poco en el Concejo, y renuncié. Me sugirieron que espere me despidan por los beneficios sociales, no acepté; yo no le iba a dar gusto a Johnny Fernández de echarme.
Así que, pedí plata prestada a un amigo y fui a Argentina, reactivé mis cursos de seguridad física y privada y me fue muy bien en ese trabajo. En mi primer trabajo gané lo que ganaba en 6 meses en el Concejo. Fue una buena época
Renuncié al MIR por diferencias de criterios y objetivos políticos, al final tuve razón; recuerdo mi debate con queridos amigos y compañeros como Jaime Paz, Hormando Vaca Díez, Susana Seleme, Gary Prado; fue muy duro llegar a eso; siempre creí que el MIR era un proyecto rescatable, se unieron al Gral Banzer y no se quedaron afuera como yo alegaba y asi les fue. Tuve razón, lamentablemente.
Un día el FRI me invitó a ser candidato a Alcalde, yo dije que aspiraba a Concejal, hice una bonita campaña, saqué 2705 votos, los periodistas consideraron que hice las mejores presentaciones y de ahí salté a la TV. Estuve en Estudio Abierto Con Cayetano, Lorenzo Carri, el Compadre Paco, Miriam Claros y, en Santa Cruz, éramos Jimena Antelo, Jorge Robles y yo.
Estuve poco tiempo ahí, nunca supe porqué me echaron pero, me pagaron todo. Don Raúl Garafulic se portó bien conmigo.
Decidí hacer radio. Comencé con un programa erótico los martes en la noche. Lo dejé cuando detuvieron a Ronald Méndez por su problema con Saguapac. Esa noche dormí fuera de la seccional de la 4 de noviembre, igual que cuando lo hice en la Clínica INCOR acompañando a su hermana Gina. Eran otros tiempos
Ya después decidí hacer radio en análisis político. Comencé COMO SOMOS y cambié la manera de hacer Radio en Santa Cruz. Estuve 13 años hasta que el poder Municipal me sacó.
Cuando hacía Radio, comencé a hacer TV; lo hice en Activa. El programa se llamó COMO VENGA; por ese programa me buscaron de PAT, Jorge del Solar y Diego Suárez, cuando era de Carlos Mesa; siempre destaco el espíritu democrático de Carlos; yo había sido tremendamente duro con él. Estuve en PAT 2 años logrando un gran éxito. Gané varios premios BISA; el 2007 recibí el premio Patujú de El Deber, un premio para mi muy importante porque es otorgado por periodistas.
De PAT tuve que salir; los administrativos jugaron en contra, y caí en Cadena A; me trataron maravillosamente y creo que contribuí a darle a ese Canal una presencia en Santa Cruz. Lamentablemente tuve que volver a salir, por presiones a los propietarios del Canal; terminamos en buenas relaciones hasta hoy.
Volví a Cotas Cable, donde estoy muy cómodo, aunque, en determinado momento las presiones fueron muy fuertes. Estoy tranquilo aunque entiendo que ahora siguen las pujas para sacarme de acá. El sábado pasado, un miembro de uno de los Consejos de Cotas me avisó que las portadas de La estrella del Oriente contra la Cooperativa son una presión de Subirana para que me saquen a mi. Dicen, desde la Estrella, que yo no aguanto 4 portadas, creo que ya van 5, lo que significa que se le acaba el poder extorsionador a Subirana.
En este tiempo he trabajado denunciando muchas cosas. Les doy algunas;
El sobreprecio de la Carretera El Carmen Rivero Torres… era el único camino que entraba al pueblo con un precio y salía con otro varias veces superior en un camino recto
Denuncié la entrega de los Misiles Chinos, eso me valió amenazas personales de parte de los militares
Denuncié que el asesinato de O Connor tenía que ver con un caso de corrupción en YPFB presidida por Santos Ramírez
También denunciamos el caso del taladro Venezolano que no funcionaba y que pagábamos por él
Denunciamos que Papel Bol no estaba bien hecho; demostramos las barbaridades que se hicieron y aseguramos que no iba a trabajar en el plazo que se planteó el propio gobierno; así fue, no se arma hasta hoy
Denunciamos el narcotráfico en san Germán; después de ello, encontraron más de 270 factorías de droga
Denunciamos, una semana antes el caso Porvenir cuando alertamos el envío de militantes masistas desde Riberalta, con instrucciones de enfrentamiento
En septiembre del 2008 denunciamos grupos infiltrados en los movimientos cívicos, disfrazados de unionistas y tuvimos razón; hoy, los ex unionistas militan en el MAS
Denunciamos las extorsiones de Soza y ese es el tema que nos tiene en esa situación y nos obliga a hacer este recuento.
Denunciamos las pistas atléticas fantasmas en el Municipio, por las que ya se había pagado, obligamos a que las hagan
Denunciamos los sobreprecios en el sistema de limpieza de la ciudad, con documentos en la mano y cómo se favoreció a Vega/Solvi para que venga a trabajar a Santa Cruz, con plata adelantada por el municipio y, aseguramos que esta empresa se iba a hacer cargo del contrato más caro de la ciudad; ahí está, con más de 150 millones de dólares, aunque investigados de corrupción por el Fiscal Ángel Álvarez.
Dicho esto… entro a responder punto por punto lo referido a las acusaciones de Carlos Subirana, dejando en claro que no tengo intenciones de hacer de esto un asunto entre Valverde y Subirana (la frase en latín de arriba significa: águila no como gusanos); acá de lo que se trata es de desarticular la ahora maltrecha aunque aparentemente intacta red de corrupción, extorsión e injusticias que se cometen en Santa Cruz.
Vamos por el antecedente:
El viernes, el Gobernador Rubén Costas visitó este programa y le pregunté acerca de una visita que le hicieron 2 ex miembros de la Logia Caballero del Oriente, ebcargados por Clavijo y Subirana, quienes pedían, a través de ellos que entregue a Branko Marinkovic, Pedro Yovio y Guido Nayar.
El Gobernador admitió el hecho y aseguró que no aceptó la oferta y tampoco conversar con hice esta pregunta:
A raíz de esa respuesta, salió el abogado Carlos Subirana a intentar defender lo indefendible atacándome sin base alguna.
Veamos lo que dijo:
Subirana dice que yo era “informante de Clavijo”; falso, yo me reuní con Clavijo en 2 oportunidades, una en La estrella del Oriente y la otra en el Café que Carlos Subirana tiene en la calle cañada Strongest. Ahí logré confirmar que Clavijo era Andrés (ver libro) y que este había penetrado a los movimientos cruceños que se reunían en la Feria.
Clavijo reconoce haberse reunido conmigo pero, no dice, como dice del Viejo, que fui su informante. De qué podía informar yo, si no formé parte de ninguno de los grupos y, más bien en su momento fui muy duro con ellos?
En mi libro sostengo que Clavijo fue la persona que entró al Hotel Las Américas para ubicar el dormitorio de Soza (presento el extracto de la llamada) y que se salió antes del ataque; lo he dicho porque me lo dijo él y porque lo conversé con 2 personas más.
Entiendo que mi obligación, como periodista es llegar a la mayor cantidad de fuentes; en el libro no digo que conversé con él porque debí proteger la fuente; al fin de cuentas eso me sirvió para probar lo que luego se constató de manera científica; los asesinaron o dejaron morirse.
Subirana dice que yo “delaté” a algunas personas en mi libro. Quiero hacerle recuerdo a ustedes, (porque a Subirana no tengo porqué darle explicaciones, porque no corresponde, porque no le temo ni tengo respeto por él) que sólo delata quien es parte de alguna organización y sale a dar datos de ella.
En mi caso, nunca fui miembro de La Torre ni de las organizaciones que pudieran haber por debajo, de manera que no hay delación.
Eso si, cité y di detalles, por ejemplo de cómo estaba armada La Torre porque creo que no hizo nada ilegal y que , al no ser ilegal era bueno que se la conozca.
Muchos de ellos ya habían sido extorsionados, cuando salió la segunda edición del libro.
Reitero, delata y traiciona sólo el que, siendo parte de algo, avisa o comunica a terceros lo hecho. No es mi caso. Yo investigué para escribir un libro y me reuní con quienes debía reunirme. Lo volvería a hacer.
Subirana es el abogado que se vanagloriaba de que “el que viajaba con el a La Paz, volvía”; si esa no es una forma de extorsión qué es? Y porqué está detenido Zvonko Matkovic Rivera?
Alguien cree que el pleito entre Subirana y Soza fue real, tal como dice él que se peleó? Porqué no pensar que el mismo era un blef, para salir del medio y darle campo a la detención de Zvonko Matkovic a quien dejó sin asistencia legal?
Hay gente que no quiere mirar más allá. Peor para ellos
La mañana del lunes, el Gobernador, refiriéndose a la entrevista del viernes señaló que él no citó nombres y que eso lo hice yo; y efectivamente, las cosas fueron así; efectivamente no dio él los nombres pero, no los negó, de manera que los doy por válidos.
Estuve tras de este asunto varios meses; recuerdo una conversación con Subirana (he conversado con él muchas veces y deslizó algo así como que a Rubén Costas y a otros, se les había tendido una tabla de salvación que no supieron tomarla). Esa idea me dio vueltas en la cabeza durante mucho tiempo y no sabía cómo cerrarla… Subirana padece de incontinencia verbal: yo tengo una porfía en llegar al fondo de cada asunto, así que conversé con muchas personas que me hablaron de una conversación entre 2 directivos de la Logia Caballeros del Oriente con Subirana apenas 6 días de ocurridos los hechos en el Hotel Las Américas. La reunión tuvo lugar en las oficinas de La Estrella del Oriente.
De acuerdo a lo que supe, en esa reunión, Subirana relató detalles sobre la planificación y ejecución en el Hotel Las Américas. En determinado momento ingresó a la oficina Luis Clavijo, quien fue presentado como Director Nacional de Inteligencia del estado.
Clavijo planteó tender un puente con la institucionalidad cruceña o directamente con algún representante para que entre todos busquen y encuentren la verdad sobre los sucesos en cuestión.
Seguí investigando y logré dar con los nombres de las personas:
Las 2 personas que conversaron con Subirana y Clavijo fueron Francisco Cirbián Gutiérrez y Ronald Chichi Castedo Allerding.
Ellos recibieron el encargo de conversar con Rubén Costas para negociar basados en 3 nombres: Branko Marinkovic, Guido Nayar Parada y Pedro Yovío que supuestamente se había comprobado habían financiado el tema (los mismos nombres que cité el Gobernador y no los negó)
Entiendo que la propuesta contemplaba la entrega de 6 o 7 nombres adicionales y que sea Rubén Costas quien evite reacciones regionales posteriores a las acciones ejecutadas.
Un día después de esa reunión, Francisco Cirbián, padre de uno de los funcionarios del Prefecto y Castedo se reunieron con R Costas y el Ing. Roly Aguilera en el Condominio Real para trasmitirle la sugerencia u oferta de Clavijo. Costas recibió el encargo pero dijo que que no tenía nada que conversar con ellos y que si querían hablar con él… que sabían donde encontrarlo, pero que no caía en este juego perverso
Después de esa reunión, Cirbián y Castedo van a conversar con Subirana para dar cuenta de la reunión. Al llegar, los encontraron desayunando con Clavijo. El encuentro, según se me comentó, fue breve y desagradable porque Clavijo habló desde un aire de superioridad y les hizo recuerdo que habían pasado 4 o 5 días y que les daba chance de una nueva reunión.
Debo hacer un alto a todo esto. Yo se de esta conversación y de sus idas y vueltas desde septiembre u octubre del año pasado. No busqué a Chichi Castedo para confirmarla dado se delicado estado de salud y, además viajaba muy seguido a Tarija. Cuando el juicio se radicó en Santa Cruz y lo vi más repuesto, lo encaré y le pregunté.
Por supuesto, mis datos se acercaban un 60 – 70 % a los hechos. Castedo me corrigió e hizo las precisiones; no lo negó. Lo hizo, seguramente para evitar que esto que yo iba a publicar, sea distorsionado o sacado de contexto
La única pregunta directa que le hice fue referida a porqué lo llamaron a él si en ese momento su nombre no sonaba y me dijo que hizo la misma pregunta a Subirana quien dijo que se lo hizo por su llegada a Rubén Costas y, por su disponibilidad de tiempo…
Vaya consideración la de Subirana
La entrevista al Gobernador sirvió para cerrar la investigación y lo hice, con el resultado conocido
Hoy por la mañana conversé con Castedo para avisarle lo que iba a hacer esta noche y me dijo que no hay problema, que todo esto y más, lo había dicho ya en la etapa de presentación de incidentes en Tarija, de manera que si lo tengo que decir, lo diga. La conversación estuvo lejos de ser una entrevista. Fue simplemente una conversación; él no puede conceder entrevistas pero, nada lo priva de conversar de este y otros temas.
Por lo que yo se, lo aceptado por Chichi Castedo no es ninguna novedad; muy por el contrario, ese es un incidente relevante fue puesto en consideración del tribunal el 8 de enero frente a los demás acusados y que me extrañó que no se haya hecho público; el problema, es que en Tarija los medios no cubren todo el evento, me dijo uno de los abogados que viajaba hacia esa ciudad a asistir legalmente a su defendido
Vuelvo a la reunión: Volvieron a conversar con Rubén Costas, en el mismo Condominio y de acuerdo a lo que yo ya sabía no fue posible negarlo, de manera que supe que Costas respondió que no tenía que conversar con Clavijo; de nuevo la misma respuesta
Salidos de la reunión, Cirbián llamó a Subirana para avisarle los resultados.
Luego de esto, supe, por boca de Castedo que Subirana lo llamó y comunicó con Clavijo para que este lo invite a Cochabamba para reunirse con “el Grande “ (supongo yo que Raúl García Linera?). Castedo no aceptó .
He denunciado a Soza y sus extorsiones en la casa de Ana Claudia Aruda; he hablado de la visita de Zvonko Matkovic y de otras personas que se reunieron con Soza y dejaron dinero. Subirana lo confirma cuando habla en El Deber de la entrega de 50.000 dólares a Soza de parte de Zvonko. No estuve en esa transacción, dice Subirana, como si se tratara de una cuestión comercial legal. Curiosamente, Soza acusa a Clavijo y a Subirana de ser extorsionadores “por su cuenta”. Así están las cosas. Pregunto: si conocía de la extorsión, porqué no la denunció?
Escuhé también a Subirana decir que la mañana del Operativo en el Hotel Las Amériucas de “las oficinas de Cotas salían muchas camionestas sacando cosas” (no es textual) y que a él lo llamaban para que frene los operativos. Pregunto: porqué lo llamaban a él para frenar los operativos? Porque a lo mejor era parte de la confabulación contra Santa Cruz, me atrevo a pensar.
Esto es casi todo: Aviso que yo voy a seguir con esto. No me voy a callar.
La reciente enemistad de Subirana para conmigo está referida a que él es abogado de Angélica Sosa a quien me ha prometido y apostado que la va a hacer Alcaldesa; lo hizo en mi oficina cuando me visitó hace algunos meses con su hermano Juan. Le dije que para mi, la Sra era corrupta y que seguiría denunciándola. Me reiteró que la iba a hacer Alcaldesa (por encima del Viejo, aseguró) y le respondí que si ella es candidata yo también lo sería, que yo no ganaba pero ella tampoco.
Subirana y yo siempre tuvimos buena relación… no muy íntima por supuesto pero, relación al fin. Una vez, cuando la agresión del hermano de Gloria Limpias, me dijo que Gloria lo buscó como abogado y dijo que no le aceptó; en esa ocasión me trajo de regalo un bolsito con un gas pimienta, una picana eléctrica de defensa personal y un ahuyentador de perros… así es él.
Subirana está acostumbrado a asustar a la gente gracias a un supuesto poder que mantiene en el Sistema Judicial cruceño, del que, además se jacta de manejarlo… ese será asunto de él… nunca va a ser mío. Yo no le temo y voy a seguir en lo mío. Denunciaré lo que deba denunciar y lo sostendré en todos los medios; que se olviden que un trabajo periodístico va a terminar en los estrados judiciales.
Los audios de Soza, cuya voz es ya indubiltable, acusan a Subirana… también a Clavijo; que ellos se defiendan donde corresponde. Lo mío es denunciar y, mal, no lo hago, por lo visto.
No me voy a referir en lo personal a Carlos Subirana, no tiene sentido, él no me interesa.
Eso es todo, señoras y señores, gracias por su atención

Rózsa estaba muerto y el gobierno a través de Evo fuera de Bolivia y Linera dentro del país, seguían el libreto y en sendas conferencias de prensa criminalizaban la lucha autonómica. Intentando convertir un terrible asesinato, en la defensa de la unidad nacional. Acusando a los dirigentes autonomistas de terroristas. A los contribuyentes para la causa autonómica y la defensa de Santa Cruz, en financiadores de separatistas. Tergiversando la legítima defensa, en una tentativa de magnicidio. Donde la policía se convirtió en el brazo ejecutor de un régimen forajido. Todo encubierto por una Fiscalía cooptada por el régimen, jueces que han violado el debido proceso y tribunales conformados por personas compradas por los operadores de gobierno, hoy presos por extorsionadores.

Los abogados y fiscales del gobierno, presos por extorsión

Los abogados y fiscales del gobierno, presos por extorsión

Afirmo, que para Rózsa fue fácil contactar a los dirigentes autonomistas, es la conclusión y una de las pruebas MAS concluyentes. Nunca buscaron cometer ninguna clase de delito con su presencia. Todo lo contrario, era el personaje que estaban buscando para robarse la mayor cantidad de los recursos de la autonomía, por un lado, y el aporte para la defensa de la ciudad de Santa Cruz, por el otro. Rózsa tenía el perfil perfecto, los contactos necesarios y los antecedentes que se requerían para dar el golpe. Lo que venían tramando se había facilitado por la efervescencia de la lucha y el miedo que el gobierno esparció con sus marchas armadas y todo tipo de amenazas. Solo fue justificar los gastos para las movilizaciones y el pago a los asesores extranjeros que los habían contratado en “cifras millonarias” para preparar la defensa de la ciudad de Santa Cruz. Ciegos en su avaricia y con los bolsillos llenos, estaban tan felices pegándose unos tragos en Marea, la noche antes a los crímenes. Porque todo les había salido tan bien, que jamás les importó que los hayan infiltrado. El dinero no era público y el que sacaron de las cooperativas estaba bien tapado, que jamás se imaginaron que el gobierno les arme semejante montaje.

La verdad que todos conocen y lo que negociaron con el MAS.-Lo que nadie podía entender, es cómo un grupo de terroristas con experiencia y desalmados como el gobierno mediáticamente instalaba en la opinión pública, no desperdiciaban fiesta, discoteca, carnaval, publicaban fotos y organizaban churrascos con todo tipo de personas, volviendo su presencia totalmente visible y pública. Alojándose solo en hoteles cinco estrellas y con sus nombres propios. Hasta en el hotel Las Américas, último lugar donde fueron ejecutados y detenidos.

Esto prueba que Rózsa, fue usado tanto por el gobierno del MAS que lo trajo y terminó ejecutándolo, como por los “cruceños” que los contrataron, les pagaron muy poco. Se robaron todo en su nombre y terminaron echándolos anticipadamente. Lo que terminó siendo su sentencia de muerte.

Lo que Rubén Costas hizo en el programa Sin Letra Chica de Carlos Valverde fue una confesión, al admitir que la reunión con el gobierno estaba pactada a una semana de los crímenes. Lo que no dijo Costas es cuáles fueron los temas de las reuniones, cuántas se realizaron y cuáles fueron las conclusiones. Ya sabemos por su confesión, que debía entregarnos para quedar libre de polvo y paja.

¿Qué sucedió después y por qué? Hubieron varias reuniones, que fueron complementarias a las que previamente se habían realizado, tanto en Santa Cruz, como en otras ciudades y fuera del país. ¿Cuáles fueron los puntos del acuerdo que terminó por entregar la lucha autonómica y robarse sus recursos económico?

reunion

Rubén Costas, se comprometió a no denunciar los terribles crímenes y el montaje ante los tribunales nacionales e internacionales. Algo que cumplió a pies juntillas hasta el día de hoy. A no organizar protestas que defiendan a las personas convocadas, detenidas y presas por el gobierno. Suspendiendo todas las medidas previstas para poner en marcha la autonomía y la promulgación de leyes regionales. A asistir a reuniones privadas con Evo y no visitar los presos políticos. A no formar parte de ninguna coalición opositora y a entregar las personas exigidas por el MAS.

Luis Clavijo, trajo el compromiso que Costas y sus MAS estrechos colaboradores quedarían excluidos del proceso. Que la “investigación” estaría coordinada y que se llevaría a cabo en la cuidad de La Paz. Que el gobierno tenía una lista de personas que iban a ser imputados. Que el hermano del gobernador por sus contactos con Rózsa, tenía que ser inmiscuido, lo cual le daría mayor veracidad a todo. Que no iban existir auditorias, ni investigaciones económicas a las cooperativas e instituciones cruceñas. Expocruz debía invitar a Evo y la beligerancia contra el MAS debía terminar. ¿Cuántos y qué tiempo se han preguntado que pasó con la lucha autonómica y por qué se escondieron sus principales “líderes”? Era el terrible delito que no les permitió defender uno de los sueños hecho realidad. Donde el pueblo no solo votó, marchó, luchó y murió por cambiar y archivar el sanguinario y parasitario centralismo.

La respuesta es simple y compleja a la vez. Primero se habían robado todos los recursos de las autonomía. Luego negociaron con el gobierno para salvarse. Culpando a los que le habían tendido la trampa por si los pillaban con la mano en la lata, para luego esconderse detrás del poder criminal del gobierno. Para seguir desangrando las instituciones cruceñas y así pagar cada dólar exigido por los extorsionadores. Obteniendo detenciones domiciliarias, por la mantienen no solo su poder institucional, sino sus cargos.

Próximo artículo IV: La corrupción y la traición como

tesis del Caso Rózsa.

http://www.wikileaksbolivia.org/?p=6304

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *