Presidenta de Argentina recibe el ‘alta neurológica’

FISCALÕA DENUNCIA AMENAZAS A PRESIDENTA FERN¡NDEZ DURANTE UN VUELO
BAS01 - BUENOS AIRES (ARGENTINA), 14/12/2009.- FotografÌa del 10 de diciembre de 2009 en la que se observa a la presidenta de Argentina, Cristina Fern·ndez de Kirchner, durante una actividad en Buenos Aires. La FiscalÌa del Estado argentino denunciÛ hoy, lunes 14 de diciembre de 2009, ante la justicia, supuestas amenazas a la mandataria por medio de interferencias en el sistema de comunicaciones del helicÛptero que usa para trasladarse. Lo que pasÛ es muy grave", advirtiÛ el jefe de Gabinete argentino, AnÌbal Fern·ndez, en referencia a las palabras "Maten a la yegua", "m·tenla", proferidas por un desconocido que interfiriÛ una comunicaciÛn del piloto del helicÛptero con una base de la Fuerza AÈrea. EFE/CÈzaro De Luca

MAR MARIN

EFE

BUENOS AIRES — La presidenta argentina, Cristina Fernández, recibió el sábado “el alta neurológica y quirúrgica” un mes después de la neurocirugía que la ha mantenido alejada del poder pero tendrá que someterse a nuevas pruebas para determinar, la próxima semana, el ritmo de regreso a sus actividades.

El informe leído por el portavoz de la Casa Rosada, Alfredo Scoccimarro, da cuenta de la mejoría de la mandataria, pero no aclara todavía cómo ni cuándo retomará su agenda presidencial.

El parte médico señala que tras “los resultados satisfactorios obtenidos en la neuroimagen de control que se le realizó en el día de ayer (viernes( junto a la normalidad de los estudios realizados, se ha decidido otorgarle el alta neurológica y quirúrgica”.

Pese a recibir el alta médica, la mandataria argentina tiene prohibido volar por al menos otros 30 días, detalló el equipo médico de la Fundación Favaloro.

La presidenta se someterá a un estudio Holter para analizar su estado cardiológico este fin de semana y de acuerdo al resultado, el próximo lunes “se reevaluará médicamente para determinar el ritmo de regreso a las tareas habituales”, añadió el parte médico leído por el portavoz gubernamental que, como es habitual, no admitió preguntas en su breve comparecencia.

Además, transcurridos dos meses de la neurocirugía, Fernández se someterá a una nueva neuroimagen de control y una prueba de movimiento oscilatorio corporal, agregó el informe de la Fundación Favaloro.

“Era lo que estábamos esperando”, expresó el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, el único miembro del Ejecutivo que hizo mención al parte médico.

Tomada admitió no haber hablado con la mandataria en su mes de convalecencia, pero señaló que “quienes han estado cerca han comentado sobre su estado de salud y, en los últimos días, sobre su inquietud por la vuelta al trabajo”.

Cristina Fernández, que se encuentra en el ecuador de su segundo mandato, fue intervenida el pasado 8 de octubre por un hematoma craneal causado por un golpe que se produjo en circunstancias que aún no han sido aclaradas.

En el último mes, la presidenta se ha mantenido en absoluto reposo en su residencia oficial de Olivos, en las afueras de Buenos Aires, rodeada de sus hijos, Máximo y Florencia, y un muy reducido círculo de funcionarios.

Nada ha trascendido sobre sus actividades en este periodo, ni siquiera sobre la información que se le ha trasladado en relación a alguno de los más importantes acontecimientos que se han registrado en el país.

Durante la baja médica de Fernández, el oficialismo fue duramente castigado en las urnas en las elecciones legislativas del pasado octubre, pero recibió un importante espaldarazo del Tribunal Supremo, que declaró la constitucionalidad de la Ley de Medios tras una batalla legal de cuatro años entre el gobierno y y el grupo Clarín, el principal multimedia del país.

En ausencia de la mandataria, el gobierno está representado formalmente por el vicepresidente Amado Boudou, uno de los funcionarios peor valorados del gabinete por su presunta vinculación con escándalos de corrupción, cuestionado incluso por algunos compañeros de filas.

En esta complicada coyuntura, sectores kirchneristas alimentaron en los últimos días versiones sobre una posible inminente vuelta al poder de Fernández con festejos multitudinarios incluidos.

El informe médico, por el contrario, sugiere un retorno tranquilo y progresivo, con una actividad moderada desde la residencia de Olivos y no desde su despacho en la Casa Rosada, al menos durante las primeras semanas.

Fuente http://www.elnuevoherald.com/2013/11/09/1611072/presidenta-de-argentina-recibe.html

 

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *