Venezuela, Gobierno moroso

nicolas_maduro1

Es verdaderamente vergonzante lo que ocurre con una nación que ha recibido una cifra milmillonaria por concepto de ingresos petroleros y actualmente está dando lástima al negarse a pagar a los abastecedores de alimentos, medicinas, bienes para la producción y líneas áreas, una deuda legalmente contraída. Para importar un bien en Venezuela, un importador recibe de Cadivi lo que se denomina una autorización de adquisición de divisas (ADD), y con esa autorización se procede a embarcar la mercancía desde el exterior, la cual será pagada cuando ese importador reciba la autorización de liquidación de divisas (ADL).

Sucede que llegadas y consumidas esas mercancías, el Gobierno ahora no quiere pagar. Se trata de una deuda millonaria. A la industria de alimentos se le debe 1.700 millones de euros, a la farmacéutica más de 369 millones, a la química 332 millones, a la industria automotriz 1779 millones y a las líneas aéreas se les deben 2293 millones. Aquel ejecutivo millonario del pasado hoy se niega a pagar la deuda.

Un efecto de este hecho es que las líneas de crédito se han cortado, y muy pocos exportadores le financian al Gobierno venezolano las importaciones y exigen los pagos de contado, con dólares que el Gobierno no tiene porque despilfarró aquel océano de dólares que entró a Venezuela entre 1999 y 2013. No procuró ahorrar el Gobierno, sino que se embarcó en una política de gastos externos y de regalos a países que en estos momentos están en mejor situación que Venezuela mientras que los ciudadanos de este país sufren toda clase de privaciones, comenzando por la escasez generalizada y una inflación galopante.

Solamente un Gobierno que dilapidó la riqueza petrolera pasa por un cuadro tan angustiante como el de Venezuela. Los venezolanos para hacer el mercado deben soportar colas inmensas, desabastecimiento de productos fundamentales y carestía. Pues esto es el socialismo. Si algo caracteriza a ese sistema, es la escasez que ahora llegó a Venezuela, agravada por la caída de la producción nacional porque el Gobierno optó por perjudicar a la producción nacional en vez de fomentarla. Así, importó café de Nicaragua, arroz de Ecuador, leche y carne de Argentina, quesos de Uruguay, carros de China, productos estos que sin mayores dificultades se pueden producir en Venezuela. Las colas y la escasez ya están acabando con la paciencia de los venezolanos.

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *