The Economist dice que para Argentina “la fiesta terminó”

Pintada-Buenos-Aires-Gustavo-Ortiz_CLAIMA20140131_0164_17
La prestigiosa revista cuestionó al Gobierno por dar “pasos vacilantes hacia la normalidad”,  aunque aclaró que, “en Venezuela, la situación es más peligrosa”.

La prestigiosa revista inglesa The Economist publica en su edición impresa un artículo duramente crítico con las situaciones económicas tanto de Argentina como de Venezuela. Tras el título “La fiesta terminó”, la nota destaca que ambos países han estado viviendo “a lo grande durante años, repartiendo los ingresos de un irrepetible boom de commodities (el petróleo en Venezuela y la soja en Argentina)”.

“Ambos han utilizado una combinación entre las intervenciones de sus bancos centrales y los controles administrativos para conseguir que los índices cambiaros sobrevaluados no cayeran y que la inflación no subiera”, señala la nota.

The Economist también detalla que “Argentina primero permitió que el peso se devaluara más del 15% en la semana que comenzó el 20 de enero, y luego anunció una flexibilización en el cepo para la compra de moneda extranjera para ahorro”. En ese sentido, explica que “el objetivo del Gobierno sería el de achicar la brecha entre los precios del dólar oficial y el blue, evitando así la necesidad de seguir gastando las reservas”.

“Si bien la brecha se ha cerrado un poco -continúa el artículo-, el temor a una devaluación que conduciría sólo a una mayor inflación explica la continua alta demanda de dólares, aún a un tipo de cambio menos favorable”.

En otro de sus cuestionamientos, The Economist afirma que “no es claro si el Gobierno intenta prudencia en las políticas. El día en el que su Gobierno dejó que el peso se devaluara, Cristina (Ms. Fernández la llama) anunció un plan de financiamiento educativo para jóvenes desempleados de entre 18 y 24 años con un costo de 11.000 millones de pesos. Su única referencia a la devaluación de la moneda fue un tuit en el que acusaba a los bancos de ayudar a inversores para especular con el peso. Hay algunas personas, escribió, ‘que quieren que comamos sopa de nuevo, pero esta vez con un tenedor’”.

“Con la liberación parcial de los controles cambiarios, la Argentina da pasos vacilantes hacia la normalidad”, aunque aclara que “en Venezuela, la situación es más peligrosa” y detalla los problemas que enfrenta el país gobernado por Nicolás Maduro para conseguir dólares y las carencias de diferentes productos.

http://www.clarin.com/politica/The-Economist-Argentina-fiesta-termino_0_1076292657.html

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *