Restringir las importaciones afecta más a la clase media

Chiriboga
24 DE ABRIL de 2014 MANUEL CHIRIBOGA, ANALISTA ECONOMICO DUR4ANTE LA ENTREVISTA CO

Por: Jeeyla Benítez.- Entrevista: Manuel Chiriboga, director del Observatorio de Comercio Exterior, analiza las políticas comerciales de sustitución de importaciones decididas por el Gobierno. Él hace una lectura de las consecuencias.

El personaje: Manuel Chiriboga fue jefe negociador del Tratado de Libre Comercio entre Ecuador y EEUU. Ahora es consultor sobre temas de comercio exterior.

¿Qué relación tiene el consumo y la política de comercio exterior que lleva adelante el Gobierno?

La expansión del consumo de los hogares comienza a bajar. Por lo tanto, se empieza a notar que los hogares están disponiendo de menos ingresos. La demanda se está enfriando. A esto se suma el incremento pequeño del desempleo urbano. También influyen los temas de disponibilidad de rubros de compras en los almacenes que venden al detalle. Esto es producto de la política de normas de restricción de importaciones. Se ve que el comercio no es tan fuerte.

Es decir, ¿hay un enfriamiento?

Sí, es un enfriamiento por el lado de la demanda que comienza a afectar el comportamiento de la economía, en parte, es contrarrestado por lo que hace el Estado y lo que ocurre con las exportaciones que son el 90% del Producto Interno Bruto (PIB).

En el país existe una clase media que gasta mucho. El Gobierno ayuda a generar este gasto, ahora se restringe las importaciones. Pero ese sector ya no puede consumir porque los productos no se remplazan ¿Cómo se ve esa política de comercio exterior?

Lo que pasa es que la sustitución de la demanda de productos es limitada. Por ejemplo, si una persona quiere comer cuscus, es algo que ya no encuentra en los supermercados porque hay una restricción de esa importación y no hay otro producto que le reemplace. Se deja de consumir.

Una de las explicaciones del Gobierno es que la restricción de importaciones es para fomentar el desarrollo de productos locales.

Claro, pero no es tan inmediato. Sacar nuevos productos requiere inversión, tecnología, armar nuevos productos y procesos en las empresas. Requiere inversión y eso, me da la impresión de que el Estado se atrasó. Es decir, primero sacó la política y luego comenzaron a ver lo del crédito, lo del fondo de garantía, etc.

¿Debió ser al revés?

Debió ser, al menos, simultáneo. Lo óptimo hubiera sido bueno decir como Gobierno: de aquí a un año vamos a hacer esto… vamos a restringir estas importaciones… aquí tienen ustedes crédito para hacer las inversiones… necesitamos estos procesos de importación para lograr aquello… Pero no se dio. Por lo tanto, hubo un desfase entre la política de sustitución de importaciones y las normas de restricción de importaciones que no termina de solucionarse. Esto tiene sus efectos de diversos tipos. Hay productos cuya sustitución ha sido relativamente rápida.

¿En cuáles?

En los alimentos básicos. Es decir, papas. Se utiliza las papas locales no requiere mucha ciencia. Hay otros productos en los cuales se va a necesitar tiempo para que los sustitutos aparezcan. Y habrá un rubro, dado el tamaño del mercado, que se convertirán en escasez.

¿Por ejemplo?

Los de belleza. Son muy importantes, justamente, para la clase media. No es ningún rubro de pelucones o peluconas. Es fundamental. Parte del crecimiento de la clase media está asociado a eso. Los productos de belleza son un espectro muy amplio. No se trata de tres champús, dos cremas y tres lápices de labio. Son decenas o centenas de productos que tienen que ver con la particular fisonomía estética de la consumidora. Eso, tratar de sustituir en el mercado es una locura. Lo único que se termina es generando escasez y frustración en términos de demanda. En ese tipo de productos pasó eso y lo mismo ocurrió con las leches maternizadas. En fin, no hubo la capacidad de decidir una sustitución estratégica en estos productos. Vamos a tener que seguir importándolos porque hay una demanda cuya producción muy difícilmente vamos a poder satisfacer con recursos internos.

Entonces, ¿qué resultados deja la restricción de importaciones?

Terminó afectando a la clase media, al sector comercial que depende de importaciones para satisfacer esa demanda. Además, afectó a los productos relacionados a esas actividades y a las de prestación de servicios relacionados a esos productos. Entonces, hay un efecto multiplicador de escalamiento de efectos. Se puede frenar las importaciones y eso termina afectando, por ejemplo, a las peluquerías del barrio.

El presidente del Banco Central, Diego Martínez, mientras presentaba las cifras del país decía que una de las políticas del Gobierno es no dejar que caiga la tasa de consumo ¿Se podría ver mermado el crecimiento económico de este año con esta restricción de importaciones?

Pero claro, si la clase media básicamente está compuesta, en síntesis, por dos grandes segmentos. Hay gente que percibe cada mes remuneraciones en el sector público o privado. Para ellos se puede mantener ese impulso a la demanda vía aumento de salarios o compensaciones laborales de diverso tipo. Puede el Estado ayudarle a sacar préstamos en el Biess y mantener el gasto. Pero, hay otro segmento medio, muy importante, que es el de emprendedores. Es gente que tiene sus pequeñas empresas de prestación de servicios, bienes, de comercio, que hacen buena parte de la estructura económica de las ciudades. Al pasear por cualquier barrio se observa una cantidad de pequeños locales. Esa es, en alguno casos, su fuente principal de ingresos económicos.

¿Los afectados corresponden a esta segunda clase media?

Sí, se les está afectando por una mezcla de las políticas de restricción. Pero a ello se añade la sobre regulación económica. Es decir, se exige que tenga los sistemas de protección de incendios, letreros en todas partes, sistemas de embodegaje… Eso tiene una cantidad de costos para las microempresas y es difícil que salgan adelante. No es lo mismo que en las compañías medianas y sobre todo para las grandes que sí pueden absorber, en parte, estos costos. En ese sentido, ese segmento de clase media es el que se está afectando. Claro que vía fiscal y vía gasto se puede estar afectando el ritmo de crecimiento del empleo o el nivel de remuneraciones de la población.

Ahora, el Gobierno está permitiendo que se importe ciertas materias primas, que en su momento fueron bloqueadas. ¿A qué obedece la modificación de la resolución?

Lanzaron las regulaciones y después analizaron. No se sentaron con esa previsión de tiempo para preguntarse ¿qué se necesita para sustituir importaciones? ¿Qué se puede hacer rápidamente? ¿Qué requiere más tiempo?… Por ejemplo, sustituir muchos de los temas agrícolas lleva su tiempo. Depende desde las condiciones climáticas hasta la tecnología; sin dejar de lado los sistemas de comercialización, los arreglos entre las empresas y los proveedores. Hay muchos temas vinculados para ponerles a funcionar. En muchos casos ya se han dado cuenta de que necesitan ser más cuidadosos en términos del proceso de sustitución de importaciones.

¿En qué lado entra el aperturismo y el proteccionismo?

El país fundamentalmente ha tenido una política proteccionista. En general maneja, no tanto aranceles, sino restricciones no arancelarias para importación, que pueden ser las normas Inen o, simplemente, autorizaciones para diferentes permisos de importación. Al mismo tiempo, para varios productos, aranceles elevados. Además, no ha celebrado acuerdos comerciales con ningún país durante este tiempo. Entonces, ha sido fundamentalmente una política de protección en donde se ha sacrificado la apertura. Más bien, resulta increíble ver cómo a pesar de esta política las exportaciones están elevadas.

Pero las exportaciones tradicionales son altas. Hay una línea de dependencia del banano, café, camarón..

Claro, las que no crecen, son las del lado industrial. Eso tiene que ver con los acuerdos comerciales. Si no funciona el flujo de comercio con Venezuela, el sector automotriz está en problemas. Si no funcionan los acuerdos con Colombia y Perú y sobre ello se les aplica restricciones a sus importaciones, entonces, el efecto es que también haya políticas de compensación similares que empleen esos países. Entonces, estamos afectando en buena parte nuestras exportaciones industriales.

Es lo que está haciendo Perú, por ejemplo. Ahora los empresarios locales tienen que pagar una garantía para enviar sus productos por el tema de las normas Inen…

Exacto. Lo que se termina afectando es a las exportaciones industriales.

Los mercados más grandes son EEUU y Europa…

El único mercado importante que ha crecido es Rusia. EEUU y Europa siguen siendo los principales porque no hay una estrategia comercial de negociación amplia. Todavía dependemos de la capacidad de los empresarios.

¿Cuál es su análisis de las negociaciones que lleva adelante el país con la Unión Europea?

Un tema crítico son estas normas. El problema principal es la restricción de importaciones y va a ser importante que el país se sincere y diga para qué productos va a mantener la medida de restricción y durante qué tiempo. O, a su vez, encontrarle una salida. Ese es el problema principal. Hay inconvenientes, también, en propiedad intelectual, en compras públicas; pero son solucionables. Los negociadores están más cerca de lo que parece. Pero en importaciones no depende de los negociadores en sí, sino de la política económica del país. El problema es más grande.

Hubo un desfase entre la política de restricción de importaciones y las normas de restricción que no se soluciona

Ecuador no ha celebrado acuerdos comerciales con ningún país durante este tiempo.

 

http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/restringir-las-importaciones-afecta-mas-a-la-clase-media-605340.html

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *