La asignación para las universidades baja en 2014

2013128040959-5cc042277703afcbd002ecfc12eec2ca

Según la normativa las universidades con mayor desarrollo en investigación reciben más recursos.

El pasado 29 de abril, el Consejo de Educación Superior (CES) estableció el Reglamento de distribución de recursos por parte del Estado a favor de las instituciones de educación superior. Este texto define que las universidades que desarrollen mayor investigación en áreas de interés científico y que estén en la categoría A recibirán más presupuesto estatal. 
El modelo de asignación tiene cuatro componentes que son: calidad, excelencia, eficiencia administrativa y eficiencia académica, de los cuales, el primero representa un 60% del presupuesto, mientras que el último se lleva el 32,3%.
En su momento, René Ramírez, como presidente del CES, explicó que la aplicación de la fórmula se basaría en el índice de calidad de las instituciones de educación superior elaborado por el Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación (Ceaaces), mismo que fue hecho público a finales de noviembre, con más de una quincena de universidades que cambiaron a categorías menores a las que alcanzaron el año previo.

La categorización

Con el cambio de categorías, la duda está en si las universidades recibirán o no menos recursos. Para el rector de la Universidad Central, Édgar Samaniego, la posibilidad de que se afecte el presupuesto para 2014 está latente, ya que la fórmula tiene la variable de excelencia, que corresponde a un 60% del presupuesto, determinada por la categoría en la que se ubica cada centro de estudio.

Revisando las cuentas

Para el presupuesto de 2014 se destinan 969 millones de dólares como fondos para las 26 universidades y escuelas superiores, mientras que el presupuesto de este año fue de 1.656 millones de dólares. La inversión en educación hasta este año se había incrementado trascendentalmente en relación a 5 años atrás cuando era de 335,2 millones.
En 2013, 10 instituciones, como la Escuela Superior Politécnica de Chimborazo, recibieron mayores recursos por la categorización. En este caso del 39% más, lo que se tradujo en 47,2 millones de dólares, según el presupuesto codificado registrado en el Ministerio de Finanzas. Para 2014, la entidad, que pasó de la categoría A a la B, tendrá una asignación de 47 millones de dólares.
La Universidad Técnica de Ambato, que también pasó a la B y estuvo en el grupo de las beneficiadas, recibió en 2013 un presupuesto adicional del 32%, dando un total de 50,3 millones, sin embargo, no tendrá ese mismo beneficio en 2014, pues se quedó con 49 millones de dólares.
La Universidad de Cuenca contó este año con un 29% adicional a su presupuesto que le significó 75,3 millones de dólares, que para el próximo año se reducen a 62,4 millones de dólares.
La Escuela Politécnica Nacional tuvo el mismo porcentaje adicional, recibiendo recursos por 63,2 millones de dólares que pasarán a 55,6 millones de dólares en 2014.
Otros casos de universidades que pasaron de categoría son la Central (B) que de un presupuesto de 192 millones recibirá 134,3 millones el próximo año. La Universidad de Guayaquil, que pasó de categoría B a D, percibirá 25,9 millones de dólares menos en 2014.

 

La Universidad Técnica de Machala, que fue de C a D, recibió 38,6 millones de dólares que en 2014 bajan a 34 millones de dólares, por citar algunos casos. (ABT)

10

instituciones recibieron más dinero en 2013 por la categorización.

60

millones de dólares menos recibirá la Universidad Central el próximo año.

 

Fuente

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *