Falta de hospitales dificulta rescates tras accidentes en Ecuador

falta-de-hospitales-dificulta-rescates-tras-accidentes-20140330062642-64d2f9823cd0ee127595b60d0fc26d27

El tiempo de llegada de los cuerpos de socorro a una carretera debería ser máximo 10 minutos

Cada día 13 personas mueren y 152 resultan heridas debido a accidentes de tránsito, según datos de Justicia Vial. Tras el accidente, comienzan una serie de dispositivos que son los que, en muchas ocasiones determinarán la supervivencia de alguno de los implicados en el trágico suceso.

Según explica el director de la entidad, Guillermo Abad, el tiempo de actuación es crucial en estos casos. Abad considera que el máximo en caso de accidente urbano debe ser de entre dos y tres minutos y en el caso de carretera no más de 10 minutos. “No existen datos oficiales, pero puedo asegurar que para nada se cumplen esos tiempos en Ecuador”, revela el experto.

El problema principal, según él, radica en la falta de centros hospitalarios fuera de los centros urbanos de Quito y Guayaquil. Eso provoca que el tiempo de traslado y, por consiguiente, de atención al accidentado, aumente considerablemente. “Un ejemplo fue el accidente de la semana en Los Ríos, en el que los heridos tuvieron que ser trasladados en helicóptero porque no había cerca un hospital con equipamiento necesario”, comenta.

La georreferenciación satelital es otro elemento fundamental para Abad para evitar los futuros accidentes, ya que se pueden ubicar los llamados puntos negros y así ubicar centros de atención cercanos.

Contexto

En Ecuador, al igual que en otros países, existen procedimientos de actuación en caso de accidente de tránsito. Según el manual de intervención del Cuerpo de Bomberos de Quito, lo primero al llegar a una zona de suceso consiste en proteger y socorrer a las personas que necesitan ayuda inmediata.

El 911 activa los mecanismos: bomberos, paramédicos y policías acuden a la zona del siniestro. Los paramédicos valoran y evalúan la emergencia. Los bomberos se encargan de portar las ‘tijeras de la vida’ que cortan los hierros del vehículo y socorren a las personas accidentadas.

“Ante un accidente grave, lo principal es salvar vidas, siempre y cuando no pongamos a otras en riesgo. Cuando llegamos al lugar de la emergencia, el coordinador del equipo debe realizar una inspección rápida, examinando el entorno, viendo las condiciones de riesgo-seguridad y reportando de inmediato a la central”, apuntan miembros de atención prehospitalaria de los bomberos, consultados por LA HORA. (MAP)
 

95%

de los accidentes se provoca por responsabilidad de una o más personas, según cifras de Justicia Vial.

http://www.lahora.com.ec/index.php/noticias/show/1101653520/-1/Falta_de_hospitales_dificulta_rescates_tras_accidentes_en_Ecuador.html#.UznzE1e9a1w

 

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *