Ecuador:Marcelo Cabrera, un alcalde sin la ‘confianza’ presidencial

Marcelo-Cabrera-Calderon-Xavier-Caivinagua_ECMIMA20140520_0062_6

Marcelo Cabrera se convierte en un alcalde incómodo para el Gobierno central. Los cuestionamiento emitidos por la cúpula de Alianza País, tras la designación de la nueva vicealcaldesa Ruth Caldas, pusieron al burgomaestre en la lista de las personas que han perdido la “confianza” del presidente Rafael Correa. Según el comunicado de Alianza País del Azuay, que circuló la noche del domingo, la secretaria ejecutiva de esa organización política, Doris Soliz, expresó que Cabrera “perdió la total confianza del Presidente de la República, Vicepresidente y de muchos compañeros y compañeras a los que hizo creer que respetaría los acuerdos”. Los problemas empezaron el jueves, cuando la coalición a la que pertenece Cabrera (Participa-Igualdad) consiguió virar la mayoría de Alianza País.

 

En la primera sesión del Concejo Cantonal, un edil de su movimiento postuló a la vicealcaldía a Caldas, de Alianza País. Pero el candidato oficial de la agrupación de Correa era Leonardo Berrezueta, quien antes se desempeñó como secretario particular de la Presidencia de la República. De los nueve concejales de Alianza País, Caldas votó por sí misma y Norma Illares, en blanco. Así, el bloque verde se quedó con siete votos mientras la oposición tuvo ocho. Esta situación contrarió al oficialismo y su dirigencia provincial pidió la expulsión de las dos concejalas a la Comisión de Ética. A cargo de Carlos Marx Carrasco, esta comisión disciplinaria aceptó la propuesta. En el enlace del sábado pasado, el Primer Mandatario mostró su desencanto con Cabrera, quien se “suponía era mi amigo”. Según el Mandatario, por la mayoría que tiene Alianza País, les correspondía la vicealcaldía. “Se habló con Marcelo y le dijimos que eso nos correspondía y dijo sí, cómo no”, añadió Correa. Pero las palabras del Presidente fueron criticadas por sectores políticos y sociales de la ciudad. Hay quienes consideran que es una especie de amenaza a Cuenca.

 

 Para la viceprefecta de Azuay y militante de Ruptura, María Cecilia Alvarado, el presidente Correa entiende la política como un asunto de amigos o enemigos. “Uno no gobierna con sus amigos ni tiene a sus contendores políticos como enemigos, sino personas con criterios distintos”. Además, consideró que “era triste” la actitud de Correa porque por haber promovido la equidad de género en el Concejo y haber hecho que una representante de esa tienda política sea la vicealcaldesa, dejan de ser amigos. El exalcalde de Cuenca, Xavier Muñoz Chávez, dice que Alianza País hizo mal los cálculos. Pero que por ello, el presidente Correa no puede afectar la atención del Gobierno para con la ciudad, porque una situación coyuntural no puede afectar los intereses locales. El exdiputado Diego Monsalve advierte que “hay una percepción generalizada de que el Presidente está manejando una política de sumisión u obediencia. Que cuando se obedece es su amigo, de lo contrario deja de serlo.

 

Esto es gravísimo”. Ante la acusación de ser “un Alcalde sin palabra”, Alvarado sostiene que Cabrera cumplió con el ofrecimiento de dar la vicealcaldía a Alianza País. Sin embargo, “lo que no se dio paso es al ego y la vanidad de un candidato que no quiso ni escuchar otras posturas dentro de su propio bloque”. Aquello de las vanidades y sectarismo es algo que censuró el oficialismo durante la selección de candidatos para los comicios del 23 de febrero. Los dirigentes del movimiento hablaban de lealtades y disciplina. Ese mismo argumento tuvo Soliz en su cuenta de Twitter: “las decisiones se toman en equipo” y que Alianza País decidió por Leonardo Berrezueta. “¿Qué tipo de militante es el que no le gusta y se va al otro lado?”.

 

 El alcalde Cabrera dijo que le querían endosar problemas internos de Alianza País, y que este conflicto no es generado por el Presidente ni por el Vicepresidente sino por otros intereses. Dijo que él envió un mail al vicepresidente Jorge Glas sobre los reparos que tenía del candidato oficialista, pero no hubo una respuesta. “Espero que esta situación se solucione y trabajar conjuntamente”, dijo. Desde Quito, la directora de Alianza País en Pichincha, Luisa Maldonado, sostiene que los acuerdos que alcanza el movimiento buscan apoyar la gobernabilidad. Haber recurrido a la idea de la “pérdida de confianza” es algo “tremendamente grave”, según el asambleísta de Creo, Andrés Páez. En ella se escondería una amenaza que, además, “sería incompatible con las funciones de un Mandatario, amén de que la confianza es algo que se debe a la ciudadanía y no a un presidente o a un alcalde”. En contexto. La Comisión de Ética y Disciplina de Alianza País decidió el viernes separar de sus filas a las concejalas Ruth Caldas y Norma Illares, por deslealtad. Al menos Caldas afirmó que no se le dio oportunidad a la defensa, pero AP la desmintió y dijo que la ciudadanía cuencana rechaza la traición.
Fuente:elcomercio

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *