Crisis de España y el dinero de Latinoamérica reequilibran relaciones

The Bank of Spain is seen in Madrid
Spanish flags are seen in front of the Bank of Spain headquarters in Madrid, May 9, 2013. Spain's banking sector clean-up is about to enter a decisive new phase, with new rules forcing lenders to recognise yet more bad debts widely expected to be toughened up as time goes on. Analysts and bankers say the rules released by the Bank of Spain last week are likely to hit earnings and dividends, and prompt asset sales and perhaps a new round of mergers. Picture taken May 9, 2013. REUTERS/Paul Hanna (SPAIN - Tags: BUSINESS POLITICS)

Las cantidades de dinero que fluyen desde la región a España todavía son pequeñas. Pero, en un nuevo punto de partida, los bancos de desarrollo de América Latina han comenzado a extender el crédito a empresas españolas.

Los cambios en las relaciones pueden ser difíciles de asumir. El vínculo económico entre España y su ex colonia, América Latina, está cambiando ya que las economías de la región maduran. Y a pesar de algunas plumas erizadas, la evolución es positiva, señala The Economist.

Después de dos décadas en las que España acumuló activos por valor de 145,000 millones de euros (US$ 200,000 millones ) en América Latina, el año pasado fue el primero en el que las empresas latinoamericanas gastaron más en adquisiciones que lo que gastaron sus homólogas españolas.

Según cifras de la firma Dealogic, las firmas mexicanas fueron las mayores inversionistas, colocando dinero en Avanza, una compañía de autobuses, y (junto a una firma china ) en Campofrío, un procesador de carne.

La revista británica destaca también que los inversionistas mexicanos han comprado además participaciones en Banco Popular y Sabadell, dos bancos españoles.

Carlos Slim, el hombre más rico de México, tiene una variedad de lazos comerciales con La Caixa, una caja de ahorros catalana. Banesco, un banco venezolano, recientemente compró NCG, un banco gallego, por 1,000 millones de euros. Y un financista colombiano se ha comprometido a invertir en una empresa de propiedad española llamada curiosamente “Colonial”.

Según Enrique Alberola del Banco de España, el banco central, las afinidades lingüísticas y culturales atraen a inversionistas latinoamericanos al país ibérico. El funcionario ve paralelismos con el propio camino de la modernización de España.

Empresas españolas como Telefónica, una empresa de telefonía, y Santander, un banco, mostraron sus dientes en América Latina, señala la publicación. Entre 1993 y 2000 casi la mitad de la inversión extranjera española tuvo como destino América Latina. Las empresas españolas utilizan ahora su escala y experiencia para hacer grandes inversiones en toda Europa. Del mismo modo, las multilatinas de América Latina han estado invirtiendo regionalmente durante años. Ahora están buscando ampliar sus horizontes a través de España.

Las cantidades de dinero que fluyen desde América Latina a España todavía son pequeñas, la mayoría de la inversión en ambas regiones es realizada por grandes empresas. Pero, en un nuevo punto de partida, los bancos de desarrollo de América Latina han comenzado a extender el crédito a las empresas españolas.

Enrique de la Madrid, director de Bancomext, el banco de desarrollo de exportación de México, dice que en el 2013 el banco tenía préstamos pendientes de más de 3,000 millones de pesos (US$ 225 millones) en empresas españolas que invirtieron en México, y 4,500 millones de pesos en empresas mexicanas que operan en España.

Para ambos lados, viajar a través del Atlántico es una “buena estrategia de diversificación”, dice De la Madrid. “Los españoles lo han estado haciendo desde la conquista”. Este lenguaje es un recordatorio del bagaje histórico de la relación.

The Economist advierte que las sensibilidades pueden desbordarse. Y una muestra es la diferencia entre un consorcio liderado por una firma española contratado para ampliar el Canal de Panamá y la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

El consorcio, liderado por Sacyr de España con socios italianos, belgas y panameños, ha amenazado con paralizar el proyecto de US$ 5,250 millones a menos que la ACP cubre con millonarios sobrecostos. “¿Cómo crees que los panameños se sienten? “reclamó el jefe de la ACP, Jorge Quijano, en una entrevista con El País, un periódico español . “Ellos todavía piensan que usamos tocados de plumas”, agrega.

El conflicto ha suscitado también dudas sobre la capacidad de algunos de las empresas españolas para manejar grandes contratos.

Pero las empresas españolas también han sido golpeadas. El 2012, el gobierno argentino expropió la participación del 51 % que la española Repsol poseía en YPF. Pemex, la petrolera estatal de México, también se peleó con Repsol, en la que tiene una participación, impulsando a la reacia firma española a aceptar, en principio, una oferta de compensación US$ 5,000 millones por su participación de YPF.

A pesar de estos contratiempos, señala The Economist, América Latina ha actuado como un amortiguador durante la crisis para España. Brasil representa casi una cuarta parte de las ganancias globales de Santander, y México dos quintas partes de las ganancias de BBVA. Las nuevas fuentes de crédito como Bancomext son bienvenidas en un país con los bancos debilitados como los de España.

De la Madrid señala que la inversión latinoamericana en España debe ser vista como una mano de ayuda.

América Latina también ofrece puestos de trabajo para los jóvenes españoles. El número de españoles que se dirigen a América Latina viene aumentando; el flujo en el otro sentido están cayendo. De los emigrados de Europa, los de España son el grupo más grande.

http://gestion.pe/economia/crisis-espana-y-dinero-latinoamerica-reequilibran-relaciones-2087436

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *