Bolivia presenta los niveles más altos de contaminación

Deforestacion

El país tiene mayor huella de dióxido de carbono (CO2) de América del Sur; por cada ciudadano se tiene más de 20 toneladas.

Países como Bolivia tienen la mayor huella de dióxido de carbono (CO2) de América del Sur; por cada boliviano y boliviana se tiene más de 20 toneladas, afirmó el experto costarricense Eduard Müller, invitado por el Gobierno a participar de una conferencia previa a la Cumbre del G-77 + China, sobre Cambio Climático, Medioambiente y Desarrollo Integral para Vivir Bien.

“Como latinoamericanos ya no podemos apuntar al norte; no es solo echarnos la culpa sino asumir acciones concretas, no preocuparnos sino ocuparnos de un proceso, tenemos que cambiar la gestión y la valoración”, dijo Müller al reflexionar sobre la co-responsabilidad de América Latina en el calentamiento global.

El daño es importante. Müller, quien funge como vicepresidente de Educación y Formación de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas y rector de la Escuela Latinoamericana de Áreas Protegidas de la Universidad para la Cooperación Internacional, llamó la atención por lo que le toca a los países de América Latina en la corresponsabilidad del calentamiento global que actualmente oscila en menos de un grado centígrado, cuando las proyecciones para las próximas décadas es llegar a 4 ó 5 veces más, con impactos exponenciales.

“Bolivia tienen la mayor huella de carbono en América del Sur, son pocos bolivianos pero el daño es mucho, llega a más de 20 toneladas de carbono por cada ciudadano boliviano. Como América Latina somos co-responsables del cambio climático, ya no tenemos que apuntar al norte, sino a nosotros mismos”, reflexionó.

Según el experto, invitado por el Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA) para ofrecer conferencias sobre cambio climático, medio ambiente y desarrollo integral para vivir bien en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, previo a la Cumbre, Bolivia tiene todo para asumir un liderazgo mundial sobre estos temas y cambiar el paradigma de desarrollo.

El experto afirmó que si existe congruencia entre el discurso del vivir bien y las acciones, Bolivia se convertiría no sólo en el líder del G-77, sino de los países desarrollados, pues “para mantener su estándar de vida dependen de nosotros, ellos ya agotaron los suyos, debemos invertir el proceso de negociación y eso requiere de mucha agilidad y congruencia plena”, dijo.

 Advirtió que si se continúa acentuando la actividad extractivista, sólo se lograrán riquezas a largo plazo, pero un impacto no sólo en el ecosistema, sino en la calidad de los pueblos de larga duración.

Fuente: ElDia.com.bo

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *