El chabolismo ha crecido en Argentina durante la década de los Kirchner

rosa-644x362

Según la ONG techo, dos millones y medio de argentinos viven en 1.834 «villas miserias», más de la mitad de ellos en el triple cinturón urbano de Buenos Aires
El chabolismo ha crecido en Argentina durante la década de los Kirchner.

Habitantes de chabolas buscan entre la basura en Rosario
La miseria nace, crece y se desarrolla a sus anchas en Argentina. La ONG Techo lo pudo comprobar durante el trabajo de campo realizado en apenas siete provincias argentinas donde contabilizó 1.834 enclaves de chabolas, “villas miserias” o “asentamientos”, donde malviven más de dos millones y medio de personas.

Sólo en la capital del país sumaron 56 y en el “conurbano” bonaerense, cinturón de la ciudad, 624. El trabajo abarca Buenos Aires, Córdoba, Rosario, el Alto Valle de Río Negro, Neuquén, Misiones y Salta. En total aquí se concentra el 60 por ciento de la población de Argentina.

Entre los datos recogidos en el documento, elaborado en colaboración con miembros de las universidades Católica, Torcuato Di Tella, Nacional de Córdoba, General Sarmiento y otras instituciones, se advierte la dificultad de estas poblaciones para acceder a los servicios básicos. En el 60 por ciento de las barriadas, inspeccionadas por 700 voluntarios, no se dispone de electricidad de forma regular, el 65 por ciento carece de cloacas, el 62 por ciento no tiene acceso directo y constante a la red de agua corriente. En este contexto, en el 90 por ciento de los asentamientos, la población se calienta con bombonas de gas.

De acuerdo al informe, un 64 por ciento de estas zonas se inunda sistemáticamente cuando llueve y la mayoría están localizadas cerca de un río o arroyo.

El triple cinturón de Buenos Aires, por densidad de población, es el que arroja cifras más dramáticas. un millón y medio de personas permanecen instaladas en lo que consideran sus viviendas en condiciones insalubres. En La Matanza, principal distrito electoral de Argentina y destino favorito para ejercer el clientelismo político, Techo registró 89 asentamientos. ”No hay presencia del Estado. Vivir en un asentamiento es como no existir. ¿Por qué no existir? Porque si el Estado nos reconociera, tendría que hacerse cargo de nosotros”, se lamenta uno de sus habitantes, Eduardo Creus, en el diario La Nación.

Crítica constructiva
En otras provincias como la de Córdoba se contabilizaron 210 asentamiento, definidos estos por la ONG como “conjunto de ocho o más familias agrupadas o contiguas en donde más de la mitad de la población no cuenta con título de propiedad del suelo ni acceso regular a, al menos, dos servicios básicos, como agua corriente, energía eléctrica con medidor domiciliario o red cloacal”.

En Rosario (Santa Fe), ciudad donde el narcotráfico y la violencia se han disparado en los últimos años, se registran 172 barrios de extrema pobreza y en el norte de Argentina como en Salta (norte del país) 147.

Ignacio Gregorini, director del Centro de Investigaciones de la ONG, presentó el informe en el Congreso donde advirtió, “La información es un bien público, no es destructiva, sino que se puede usar para generar soluciones”.

La misma ONG publicó un informe hace dos años donde advertía que entre los años 2006 y 2011 se habían creado noventa nuevas zonas de chabolas. En este contexto, conviene recordar que en mayo del 2003 llegó a la Presidencia el difunto Néstor Kirchner, sucedido en la Casa Rosada por su esposa y actual presidenta Cristina Fernández. Es decir, Argentina lleva una década de gobierno exclusivamente “kirchnerista”.

 

Fuente

También te puede interesar...

0 comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *